Conferencia en Santander


El sábado dos de diciembre, el Presidente de la A.C.T. Fernando III el Santo, Luis Carlón, impartió una conferencia en el Centro Social Alfonso I de Santander, centrada en los actos organizados por nuestra Asociación con motivo del VIIIº Centenario de la Proclamación de Fernando III el Santo como Rey de Castilla en la localidad palentina de Autillo de Campos


La conferencia, -que fue organizada por la Asociación Cultural Alfonso I de Cantabria- contó con numerosa presencia de público, y en ella primeramente se abordó tanto el contexto histórico en que se encuadraron los hechos sucedidos en Autillo de Campos en la Primavera de 1217, como las vicisitudes pasadas hasta entonces en los reinos de León Y Castilla; acentuando por ello el conferenciante los trascendentales cambios que supusieron para el devenir virtuoso y victorioso de la Corona de Castilla, a partir  del inigualable gobierno del Rey San Fernando. Por otra parte, Carlón rememoró los esfuerzos llevados a cabo por nuestra Asociación durante los últimos cuatro años, hasta alcanzar llegar al catorce de junio de 2017 con todo preparado, para que el VIIIº Centenario de la Proclamación de San Fernando estuviese a la altura, que tan importante efeméride sucedida en Palencia, sin lugar a dudas merecía. 


Es nuestra obligación como españoles, la de conocer y defender nuestro legado histórico, y más aun en estos tiempos en que vemos como descarada y permanentemente se pervierte la verdad histórica con el fin de amoldarla a tal o cual pensamiento político modernista. Por ello, y finalmente, alentó Luis Carlón a que sean especialmente las asociaciones culturales patrióticas, las que asuman la responsabilidad de conocer, recordar y divulgar tanto la verdadera Historia de España, como también nuestra cultura y tradición.


Viaje a Sevilla de la ACT Fernando III el Santo (noviembre de 2017)


Durante los días 23 y 24 de noviembre se celebraron en Sevilla una serie de actos en recuerdo homenaje al rey de Castilla, Don Fernando III el Santo, quién el 23 de noviembre de 1248 (a la sazón cumpleaños del infante Alfonso) reconquistó la ciudad para la cristiandad, por medio de una capitulación firmada sin condiciones. Aun a pesar de la resistencia ofrecida por los mahometanos en la defensa del sitio, la generosidad del Santo Rey, permitió que los moros saliesen de la ciudad con todo aquello que pudieran llevar encima, en el plazo de un mes; siendo la fecha elegida para la entrada de las tropas cristianas, con la imagen de la Virgen de los Reyes a la cabeza de la comitiva castellana, el 22 de diciembre de ese mismo año, y no por casualidad quiso el Rey que coincidiese esa fecha con el aniversario del traslado de los restos de San Isidoro desde Sevilla hasta León, en el S. XI, durante el tiempo del rey Fernando I el Magno.




Un año más no podía faltar la A.C.T. Fernando III el Santo a estas celebraciones, de las que participamos desde hace más de una década. Así, el jueves 23 estuvimos presentes en los actos litúrgicos que como cada año desde 1255 se celebran en la Catedral de Sevilla, y que constan de una misa matinal en la Capilla Real en recuerdo del Santo patrón, seguido de una antiquísima procesión por la Catedral Metropolitana con la Espada Lobera del Rey y una réplica antiquísima (el original también se encuentra en la Seo sevillana) del Pendón de Castilla que San Fernando alzó en lo alto de la torre de la Catedral de Santa María, que hasta ese día fue mezquita, aquel 22 de diciembre de 1248. 


La tarde del día 23 estuvimos presentes en unas conferencias organizadas por la Asociación Cultural Rodrigo de Bastidas en el Museo Militar; durante las cuales el catedrático de historia medieval Don Manuel García, y los historiadores Don Juan Manuel Durán y Don Gonzalo Franco, repasaron de forma magistral el cerco y conquista de la ciudad por las tropas cristianas.



Ya el viernes 24, nuestra Asociación presentó en el Centro Cultural La Revuelta, una proyección fotográfica, así como una exposición de pendones y objetos relacionados sobre el VIIIº Centenario de la Proclamación de Fernando III el Santo como Rey de Castilla. Dichos actos que fueron promovidos por la A.C.T. Fernando III el Santoy organizados  junto al Ayuntamiento de Autillo de Campos, recibieron el aplauso de los numerosos asistentes a la sala.




Finalmente, participamos en el acto conmemorativo que anualmente organiza la Asociación Cultural Fernando III de Sevilla junto al monumento a San Fernando en la Plaza Nueva. El acto, que contó con la tradicional guardia con antorchas consistió en la colocación de una corona junto al monumento, así como con los necesarios discursos que fueron pronunciados por Don Ángel Romero, de la Asociación Cultural Rodrigo de Bastidas, y por Don Luis Carlón, Presidente de la A.C.T. Fernando III el Santo de Palencia. En un lugar tan simbólico, se volvió a recordar por ambos oradores, la importancia de homenajear a quienes con su sacrificio devolvieron la libertad a España, y lo necesario que es, que especialmente los más jóvenes conozcan las virtudes y principios de quienes como San Fernando, nos dejaron su intachable legado de valor, justicia y buen gobierno. Especialmente en estos tiempos aciagos en que la ignorancia, el nihilismo y la soberbia avanzan de manera implacable.


Los actos concluyeron con los tradicionales gritos de ¡VIVA SAN FERNANDO! ¡VIVA SEVILLA CASTELLANA! Y ¡VIVA ESPAÑA!. Posteriormente, una cena de hermandad entre sevillanos y palentinos, fue el broche de oro a unas jornadas de exaltación de nuestra verdadera identidad y tradición, absolutamente inolvidables.

Exposición "Fernando III y su Reinado, 1217-1252"


El viernes 10 de noviembre se inauguró en el palacio del Licenciado Butrón (Archivo General de Castilla y León) de Valladolid, la exposición "Fernando III y su Reinado", con motivo del VIIIº Centenario del Reinado de Fernando III el Santo en Castilla. A la exposición, que fue presentada por María Josefa García Cirac, Consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, acudió una representación de la A.C.T. Fernando III el Santo. Tanto García Cirac como los comisarios de la exposición reconocieron la importancia de la Proclamación de Fernando III en Autillo de Campos, agradeciendo el esfuerzo realizado por parte de nuestra Asociación y del consistorio autillano en la organización de los actos que durante estos últimos años se han ido realizando.
 
La exposición, dirigida por expertos medievalistas de cuatro universidades, y que cuenta con numerosos incunables, manuscritos y objetos del S. XIII, repasa la vida y obra del rey Fernando III; y confirma sin lugar a dudas que San Fernando fue proclamado Rey de Castilla en Autillo de Campos el 14 de junio de 1217, así como confirmado en Cortes en Valladolid el 2 de julio de ese mismo año. 

Desde nuestra Asociación hemos trabajado duro para que este hecho tan importante en la Historia de Palencia fuese reconocido, y sin duda el acto de hoy es el colofón a ese trabajo de cinco años de esfuerzo por Palencia y para Palencia. Por ello, aprovechamos este momento, en que termina el año del VIIIº Centenario, para agradecer a todos aquellos que han colaborado en el éxito de esta empresa, y especialmente a Carmen Fernández Caballero, entonces Diputada de Cultura, por su confianza y apoyo cuando iniciamos este proyecto, pues también hubo quienes desde puestos de responsabilidad se opusieron de forma rotunda (quizá por no ser idea suya); argumentando que lo sucedido en Autillo no era más que una leyenda. A día de hoy, podemos asegurar que lo que siempre defendimos desde la A.C.T. Fernando III el Santo, que no es otra cosa que: "Fernando III el Santo fue proclamado Rey de Castilla en tierras palentinas"; un comité de expertos de diferentes universidades, lo ha confirmado con absoluta rotundidad. 





¡¡¡VIVA SAN FERNANDO!!!

El separatismo catalanista (origen, causas y consecuencias de una repugnante traición)

"DEBATES DE ACTUALIDAD  EN EL CENTRO SOCIAL Y CULTURAL BLANCA DE CASTILLA"


Desde la A.C.T. Fernando III el Santo siempre nos hemos empeñado en acercar a los palentinos los temas de actualidad desde una perspectiva diferente a la oficialista; es por ello que creemos necesario comenzar este otoño (y con ánimo de continuidad) un nuevo formato de exposición de los temas que entendemos más candentes en el Centro Social y Cultural Blanca de Castilla de Palencia. Para comenzar con esta nueva fórmula, nada mejor que hacerlo analizando las circunstancias que han rodeado el desafío separatista catalanista que tanto preocupa a los españoles, y que en los últimos meses se ha desatado hasta llegar a poner en riesgo la supervivencia de la propia Nación Española, mediante un Golpe de Estado que desafía de forma explícita e ignominiosa las leyes vigentes.

Para este primer debate contaremos con tres primeras espadas: Francisco Javier Sanz; técnico superior en Gestión del Transporte y Logística, consejero nacional de FE JONS desde 2004 y actual delegado nacional de Política Municipal y Elecciones. Enrique Lemus; Licenciado en Historia, Arqueólogo y colaborador del programa de radio Aquí la voz de Europa. y Ricardo Botín, copywriter, experto en marketing digital, vicepresidente de la A.C.T. Fernando III el Santo y director del programa de radio La Tertulia de la Historia.


LUGAR: CENTRO SOCIAL Y CULTURAL BLANCA DE CASTILLA (C/ MANCORNADOR Nº5)
HORA: SÁBADO 11 DE NOVIEMBRE, 12:30 HORAS

Manifiesto 12-O; Por lo que fuimos y mil veces más seremos.


España no nació tras la conquista de Granada en 1492, mucho menos lo hizo tras la Constitución de Cádiz de 1812 o la actual de 1978. España es una realidad antiquísima que hunde sus raíces incluso más allá de la conquista romana de la Península Ibérica; y así nos lo transmitieron en sus escritos ya desde antiguo fenicios, griegos y romanos. Esta realidad intrínseca, que en forma de monarquía tradicional católica ha sido común desde siempre para todos los españoles, desde que así fue reconocida durante el III Concilio de Toledo en 589, se ve ahora gravemente amenazada, siguiendo la estela traicionera iniciada en los siglos XVIII y XIX por la herejía, masonería y sus diferentes tentáculos, haciendo ver a no pocos españoles, unas veces por ignorancia, y otras por malicia o traición, que España es un problema; cuando en verdad es la nuestra Madre Patria, y por tanto la solución.

El 12 de octubre de 1492, las naves castellanas comandadas por el almirante Cristóbal Colón, descubrían la hasta entonces “terra ignota” americana, abriendo así un proceso de expansión que duraría más de cuatro siglos de cultura hispana a lo largo y ancho del mundo. Aquella gesta civilizatoria de medio mundo, hija y continuadora de la gloriosa Reconquista, fue el mayor proyecto común de todos los españoles. Durante tres siglos, la Monarquía Española fue capaz de dar luz y orden al mundo de una forma nunca anteriormente. Pero como bien sabemos, ya desde el origen de la creación, no a todo el mundo le place la luz en el mundo, y así progresivamente ese orden fue atacado primeramente desde fuera de nuestras fronteras, añadiéndose posteriormente, ya también desde dentro, la herejía religiosa a las siniestras doctrinas revolucionarias, que a su vez acabarían alumbrando ya en el siglo XIX las doctrinas políticas y morales imperantes en las sociedades contemporáneas, y que a día de hoy, son la mayor amenaza para la supervivencia de España como nación.

Ya en 711 la secta mahometana, apoyada al igual que ocurre ahora por siniestros traidores, intentaron borrar del mapa de la Historia a nuestra Nación. No lo consiguieron, porque ni entendieron entonces, ni lo entienden ahora, que España no es un territorio concreto, ni unas leyes temporales; España es una misión santificada por Dios; es sueño garante de libertad, sabiduría, belleza y valor; es lo que siempre seremos, lo que fueron nuestros ancestros y lo que han de ser quienes vengan detrás, y es nuestro permanente anhelo y mayor orgullo. Por todo ello, si hay que morir como murió el rey Don Rodrigo defendiendo la bandera frente al bárbaro extranjero y los traidores propios, lo haremos; pero que nadie dude que de ahí saldrán nuevos “Don Pelayos”, que sabrán recoger el fértil y siempre vivo legado milenario, y así, devolver la esperanza los hijos de España.

Hoy, la patria es nuevamente traicionada por sus hijos. Unos la odian, otros la ignoran, y el resto se acobarda vergonzosamente a la hora de defenderla. Nada nuevo. Y es lógico de alguna manera que tras más de doscientos años de ignominia institucionalizada, la desmemoria sea el pan nuestro de cada día.  Se ha obligado al Pueblo a tragar con todo lo peor que ofrecía el mundo, a la vez que se le negaba todo aquello honorable y justo que en derecho merecía conocer. Como ejemplo supremo de todo lo dicho, valga la tan renombrada Constitución de  1978, la cual entre sus luces y sombras, nos impone a todos los españoles el aberrante fraude histórico, además de intolerable discriminación que supone la aceptación y reconocimiento de las llamadas “Nacionalidades Históricas”; en contraposición a los verdaderos reinos, condados y señoríos realmente históricos. Así mismo, y en la misma dirección se reconocen oficialmente junto al castellano, a las lenguas catalana, vascuence y gallega; de nuevo en flagrante acto discriminatorio frente a otras como por ejemplo el valenciano, mallorquín o aranés. El sentido de tales disposiciones injustas no puede ser otro que separar, discriminar y finalmente romper la sana convivencia entre españoles.

Quinientos veinticinco años después de que España encadenase un doce de octubre la Reconquista de España a la Conquista del mundo, vemos como la traición y el incumplimiento de la ley es aceptado, financiado y publicitado impunemente. Vemos como la mayor parte de la población de Cataluña –como ya ocurrió y ocurre en Vascongadas- vive entre el permanente temor y desesperación, pues frente a los intolerables abusos secesionistas, se encuentran con dejadez y olvido por parte del Estado. Y también vemos desde hace décadas unos partidos políticos que se llaman constitucionalistas, y que tantas veces no son capaces de cumplir y hacer cumplir esas mismas leyes que tanto defienden. Esas Leyes que tan laxas son para los traidores sediciosos, como estrictas en su ejecución para quienes con todo el derecho exigen su cumplimiento.

A doce de octubre de 2017, apenas unos pocos están dispuestos a seguir luchando por la Nación Española. Por una supervivencia que no nos engañemos, no solo depende de frenar el Golpe de Estado que con luz y taquígrafos se ejecuta desde hace más de un mes en Cataluña; sino de cambiar radicalmente la mentalidad, comenzando por eliminar esa aberración llamada “nacionalidades históricas”, así como a todos los partidos políticos y sindicatos que defienden el mal llamado nacionalismo, que no es otra cosa que separatismo camuflado. Sería un buen comienzo, hacia la recuperación de las libertades y derechos perdidos. Mientras no se empiece por ahí, y tengamos claro que esta satrapía manejada por oscuros entes e ideologías extranjeras no lo hará nunca, la Unidad de España dependerá solo de que el pueblo apoye a quienes con lealtad, valor y pocos medios, mantienen viva la defensa de la Verdad Histórica, así como el Espíritu y la Unidad de la Patria.

¡VIVA ESPAÑA Y LA VIRGEN DEL PILAR!!!

Manifiesto de la A.C.T. Fernando III el Santo sobre el "Golpe de Estado" en Cataluña.


Hace una semana reclamábamos la utilización por parte de las instituciones del Estado de todos los medios que faculta la Ley para detener el Golpe de Estado separatista que se estaba perpetrando en Cataluña. Hoy, tras lo acontecido el pasado uno de octubre, cuando se incumplió de manera descarada un mandato judicial, añadido esto a  la situación de desgobierno y terror en que desde entonces viven millones de españoles nacidos o residentes en la Comunidad Autónoma de Cataluña, así como el comunicado lanzado por el golpista Carlos Puigdemont anunciando la creación de la República de Cataluña para el próximo lunes nueve de octubre; la A.C.T. Fernando III el Santo ya no pide, exige, la aplicación inmediata del artículo 155 o en su defecto el 116, así como la detención inmediata de todos los responsables y cooperadores necesarios en la flagrante insurrección que frente a la legalidad vigente se ha instaurado en Cataluña.

Tras una semana en la que apenas hemos visto reacción por parte del aparato político y judicial del Estado; nos vemos obligados a recordar que la Unidad de España es innegociable, y que ningún Régimen Político tiene derecho a decidir sobre esta cuestión.

Por todo ello, hemos solicitado a la Subdelegación del Gobierno de Palencia permiso (pendiente la confirmación de su autorización a día de hoy) para celebrar una nueva concentración el sábado siete de octubre a las 12:00 horas, en la que los palentinos, -como igualmente harán millones de españoles en otros lugares de la Nación- puedan acudir a manifestar libremente y en paz su compromiso con la Unidad de España, así como transmitir su apoyo y cercanía al noble, sufrido y leal pueblo de Cataluña.

MANIFESTAMOS:

-          Ante la extrema gravedad de la situación actual, nuestro total apoyo al noble pueblo de Cataluña que sufre en primera persona esta agresión a la Nación Española. Los golpistas no tienen derecho a llamarse a sí mismos catalanes, sino simplemente traidores.
-          Ante la extrema gravedad de la situación actual, nuestro total apoyo y confianza en los cuerpos de seguridad del Estado, así como en el Ejército Español, en todas las acciones que hasta ahora han tomado, así como en las que a partir de ahora deban de tomar hasta hacer cumplir la Ley vigente.


                                       CATALANITAT ÉS HISPANITAT


1-octubre, el día de la ignominia. Manifiesto de la Asociación Cultural Tradicionalista Fernando III el Santo


Frente al desafío a la unidad de España que representa la actitud de buena parte de las instituciones catalanas, y que pretenden, según manifiestan, consumar con la declaración unilateral de independencia tras el trámite que supone el anunciado referéndum de evidente carácter ilegal, programado para el próximo primero de octubre.

La Asociación Cultural Tradicionalista Fernando III el Santo de Palencia

MANIFIESTA

1º  Recordamos e informamos a quienes lo ignoren que España es la nación más antigua de Occidente. Nacida tras el III Concilio de Toledo el ocho de mayo de 589, su unidad se ha mantenido inalterable desde entonces, exceptuando los siglos de invasión musulmana, que concluyeron con el final de la gloriosa gesta reconquistadora en el año 1492, y la posterior unificación de todos sus reinos, condados y señoríos bajo una misma corona en el año 1512.

Reafirmamos nuestra admiración y respeto por el pueblo, cultura y lengua catalana.  Por ello, y entendiendo que Cataluña es parte imprescindible e indivisible de España, trasladamos todo nuestro afecto y apoyo a todos aquellos catalanes que de forma heroica están defendiendo -frente a la cobarde presión separatista- la verdadera identidad catalana, que de nuevo, reafirmamos, es inalienable de su condición española.

Reprobamos la dejadez de funciones que durante la últimas décadas ha sufrido Cataluña por parte del estado, dejando en manos de partidos separatistas algunas de las principales competencias políticas, entre las que destacamos algunas tan decisivas como educación, orden público y seguridad, finanzas y justicia.  Propiciando con tal despropósito la constante manipulación cultural de buena parte de la sociedad catalana, así como facilitando continuas ilegalidades e injusticias en diferentes ámbitos de la vida civil catalana.

Exigimos a las instituciones del Estado, puesto que de las instituciones catalanas ya nada puede esperarse al estar en manifiesta rebeldía, que de una vez por todas cumplan y hagan cumplir la ley frente a este ignominioso desafío. La ley puede gustar o no, pero es la que hay, y todos los españoles deben cumplirla mientras exista.

Manifestamos por último que millones de españoles no vamos a consentir que este ignominioso desafío separatista triunfe. La unidad de España, ni se vota, ni se negocia; se defiende. Por todo ello, y como primer paso, desde nuestra Asociación nos adherimos al llamamiento que en defensa de la unidad de la Patria se ha convocado frente a los ayuntamientos de toda España, el próximo sábado treinta de septiembre a las doce del mediodía.


                                      CATALANITAT ÉS HISPANITAT

Pregón de San Antolín 2017


El pasado viernes 25 de agosto, Festividad de San Luis Rey, Don Guillermo Pérez Galicia -Doctor de Filología Clásica y profesor de Cultura Clásica en el I.E.S. Trinidad Arroyo- pronunció en el Centro Social y Cultural Blanca de Castilla, bajo el título "San Luis, Blanca de Castilla y el triunfo de San Antolín" el tradicional Pregón de San Antolín que anualmente organiza la A.C.T. Fernando III el Santo con motivo del comienzo de las fiestas patronales palentinas. 

Pérez Galicia profundizó en la figura de San Luis Rey, resaltando sus excepcionales virtudes como gobernante, en contraposición a la mediocridad imperante en los gobernantes de hoy en día. Fue su madre, recordó el profesor Pérez Galicia, la que también fuera Reina de Francia, -palentina de nacimiento- Blanca de Castilla, quien le inclinó (siguiendo los principios de la monarquía castellana) desde muy niño en el sentido de  la justicia; norma que aplicaría en todos los parámetros de su vida con sobradas muestras tanto de humildad, como de caridad. En definitiva, todo el reinado de Luis IX -al igual que el de su primo San Fernando en Castilla-, fue un ejemplo de gobernanza cristiana, culminada con su propia muerte durante la segunda de las Cruzadas que dirigió con intención de recuperar los Santos Lugares para la Cristiandad. Además, Pérez Galicia recordó que la cruz floreada o de Calatrava que adorna el escudo de la ciudad de París, es la misma (la Señal del Cielo de la Batalla de Las Navas de Tolosa) que el Rey de Castilla Don Alfonso VIII entregó a la ciudad de Palencia en el año 1212, ya que fue la propia reina Blanca quien la llevo consigo cuando siendo joven se trasladó hasta la capital francesa para casarse con el rey Luis VIII. 
Finalmente, Pérez Galicia concluyó el pregón recordando la figura del Santo Patrón de Palencia, San Antolín, haciendo especial énfasis en el redescubrimiento de su sepulcro por el rey Sancho el Mayor de Navarra en el siglo XI. Sepulcro sobre el que se edificó posteriormente la Santa Iglesia Catedral de Palencia.

El Presidente de la A.C.T. Fernando III el Santo hizo entrega de una insignia con la imagen de San Fernando a Don Guillermo Pérez Galicia
Tras el Pregón, se procedió a la simbólica inauguración de la nueva sede de la A.C.T. Fernando III el Santo, el Centro Social y Cultural Blanca de Castilla; tras lo cual se cerró la jornada con la invitación a todos los presentes al tradicional vino español con el que desde nuestra Asociación damos por comenzadas las Ferias y Fiestas de San Antolín.

VIII Centenario de la proclamación de Fernando III el Santo como Rey de Castilla en Autillo de Campos


Ochocientos años después, la pequeña localidad palentina de Autillo de Campos (Otiello en la vieja Crónica General de Alfonso X el Sabio) se encontró por todo lo alto con su remoto y glorioso pasado. Han sido más de cuatro años de trabajo y colaboración, desde que nuestra Asociación propuso a la alcaldía de la localidad sacar del olvido tan importante efeméride, y lo cierto es que llegados a la fecha señalada, podemos proclamar con rotundidad que aquella propuesta basada en realzar en la localidad lo sucedido allá por la Primavera de 1217, así como la de confirmar por medio de diversos estudios y análisis de historiadores de prestigio lo sucedido aquella jornada; se ha logrado con éxito. También nos propusimos divulgar tanto en Palencia como en otros lugares de España y la cultura hispánica la importancia de esta efeméride, y de alguna manera, creemos haber transmitido ampliamente la importancia de la Proclamación de San Fernando como Rey de Castilla en la localidad “terracampina”, aunque en esta cuestión somos conscientes de que aún queda mucho trabajo por realizar, para así auspiciarlo hasta donde por derecho merece. Hoy, justo cuando se cumplen ochocientos años de la gloriosa jornada, desde nuestra Asociación no podemos por menos que agradecer a todas aquellas personas e instituciones que han colaborado de una o de otra manera para que esta epopeya llegase a buen puerto.

La jornada del sábado 10 de junio amaneció en Autillo de Campos con un intenso calor, propio del junio castellano, y ya desde bien temprano gentes llegadas de diferentes lugares animaban la plaza principal de la localidad. El primer acto del día fue la ofrenda y proclama junto al “Olmo de la Proclamación” sita en el novísimo Parque de Fernando III. Así, -tras una marcha desde la Plaza de la Constitución, acompañados de una amplia comitiva entre la que se encontraban tanto un destacamento militar del Cuerpo de Ingenieros Nº1, con base en Castrillo del Val de Burgos, como una representación de la Orden de Caballeros Ballesteros de la Santa Vera-Cruz del Rey Fernando III, desplazados desde la localidad jienense de Santa Elena, presencia de autoridades civiles y militares de diferentes ámbitos, y todo ello con el acompañamiento de pendones tradicionales venidos desde Saldaña-; se llegó hasta el simbólico olmo, donde el Presidente de la A.C.T. Fernando III el Santo recordó la importancia del hecho conmemorado en su VIII Centenario, para posteriormente leer el fragmento en que el insigne palentino don Severino Rodríguez Salcedo realzó el suceso basándose en la Crónica General, y que hoy se puede leer en dicho Parque, al haberse inaugurado un mural con dicho comentario y la imagen de la Proclamación que se encuentra en la Capilla de San Fernando de la Catedral de Palencia.

Tras el reconocimiento en el Parque de Fernando III, la jornada continúo con diferentes actos, entre los que destacamos la presentación de un sello conmemorativo, así como la presencia en Autillo de Campos del Ministro de Cultura, Don Íñigo Méndez de Vigo, ayudando así, con su apoyo explícito, a la mayor difusión del VIII Centenario. A primera hora de la tarde se celebró la representación de la Proclamación -como cada año en el pórtico de la Iglesia de Santa Eufemia-, siendo interpretada por miembros del grupo Asociación Histórica Villafuerte y de la A.C.T. Fernando III el Santo, y con escolta de la Orden de Caballeros y Ballesteros de la Santa Vera-Cruz del Rey Fernando III. Posteriormente, la propia Iglesia de Santa Eufemia albergó una charla del escritor José María Pérez “Peridis”, así como un concierto de música clásica. La jornada del sábado finalizó con otro concierto de música tradicional en la Plaza de Autillo, a cargo del grupo “Carrión Folk”, y una cena medieval en el Centro Cultural de la localidad.

Los actos programados para el VIII Centenario finalizaron el domingo, con la celebración de una ceremonia religiosa en la que se recordó la figura de San Fernando en su vertiente religiosa, y con la participación musical del genial cantante lírico Carmelo Ruiz y la Orden de Caballeros y Ballesteros de la Santa Vera-Cruz del Rey Fernando III, quienes hicieron guardia junto al altar mientras se celebraba la misa. Finalmente, se celebró un almuerzo organizado por nuestra Asociación a base de productos tradicionales de la zona, finalizándose la jornada con la entrega de diferentes diplomas, y la promesa mediante diferentes discursos de continuar recordando y engrandeciendo nuestra historia, como abono y simiente de nuestra cultura, tradiciones y libertades.










La Espada Lobera: "San Fernando y Palencia"

Artículo publicado por la A.C.T. Fernando III el Santo en El Norte de Castilla  (6/06/2017)
No hace aún mucho tiempo, la fecha del treinta de Mayo era una de las señaladas en el calendario litúrgico como de obligado precepto, siendo así que se sentía en cada rincón de España la figura del rey San Fernando, como símbolo indudable de justicia, generosidad y valentía. El  lema del Rey en vida, “De la Lealtad y la Nobleza” no fueron palabras huecas en su boca, sino el obligado deber de toda una vida, que ya desde bien joven prendió en su alma, en buena parte gracias al ejemplo que le inspiró desde muy niño su querida madre, la Reina Doña Berenguela. Ese fulgor guerrero y nobleza de espíritu que irradiaba el príncipe, fraguó ya desde joven en el amor con que le respondió su pueblo cuando aun vivía. Tanto nobles como plebeyos, que a su muerte, entendiéndose los principales benefactores de las virtudes humanas y divinas del Rey Santo, las asumieron decididamente como propias.
San Fernando fue sin lugar a dudas un Rey guerrero; y ya desde su Proclamación como Rey de Castilla en Palencia, el catorce de Junio de 1217, hasta su muerte en Sevilla el treinta de Mayo de 1252, debió hacer frente en muchas ocasiones por la vía armada a innumerables enemigos, siempre en pos de un mundo mejor. Su reinado –iniciado siendo casi un niño- comenzó con un conflicto que duró más de dos años frente a la levantisca familia Lara -en su tiempo la más poderosa de Castilla-, los cuales pretendían en unión del rey Alfonso IX de León usurpar el poder que legítimamente le pertenecía al joven príncipe. Tras pacificar el Reino, se embarcó con afán en el inigualable proyecto de la Reconquista de España; dejando a su muerte unificados ya para siempre los reinos de León y Castilla, además de consagrar para la Cristiandad las conquistas de los reinos de Córdoba, Murcia, Jaén y Sevilla, así como la alianza en condición de vasallaje del reino de Granada. Aun con este inmenso bagaje guerrero, no fue Fernando III simplemente un Rey cruzado. Debemos recordar como ejemplos de su labor política y cultural que las catedrales de Burgos, León, Toledo, Valladolid o Sevilla se inician en su tiempo; que se sustituye el latín por el castellano como idioma oficial del Reino, y que se traduce y actualiza el Fuero Juzgo. Además favoreció de manera importante el auge de las artes y las ciencias, siendo su hijo primogénito, Alfonso X el Sabio, un claro exponente de tan brillante bagaje cultural.
San Fernando fue canonizado en Roma por el Papa Clemente X el siete de Febrero de 1671, tras un larguísimo proceso. Realmente, sabemos que ya en vida, Fernando III de Castilla fue reconocido como Santo por sus coetáneos, siendo incluso proclamado por el Papa Inocencio III como “Campeón invicto de Jesucristo”; y que tras su fallecimiento, comenzó una incesante peregrinación hacia su tumba sevillana, -allí se encuentra aún hoy su cuerpo incorrupto- que no ha cesado hasta nuestros días. En el año 1590 el Papa Sixto V le concedió tratamiento de Santo, más la prematura muerte del Santo Padre aplazó en casi un siglo el final del proceso de santidad. La indudable abnegación hacia la vida virtuosa del Santo Rey, respaldada en actos tan significativos como no combatir jamás frente a ningún Reino Cristiano, impedir sin reservas la herejía y el abuso de los poderosos del Reino, o el trato justo con que siempre distinguió a los musulmanes vencidos, son hechos que prueban sobradamente su santa virtud. Como colofón a su vida, destacar que el rey San Fernando no conoció la derrota en treinta y cinco años de gobierno-, convirtiéndose así, en el más significado ejemplo de santo caballero cristiano; reconociéndolo incluso el Papa Inocencio IV al poco de morir el Rey, con las siguientes palabras; “tan rectamente anduvo Fernando por las veredas de los mandamientos, según común opinión, que debemos pensar que fue absuelto de sus humanas flaquezas”.
Palencia fue en su juventud, un lugar importante para el Rey, pues aquí pasó buena parte de su primera infancia estudiando bajo el amparo de quien siempre fue un fiel aliado, el obispo Tello Téllez de Meneses, en el entonces incipiente Studium Generale palentino. No debemos olvidar tampoco, que fue en nuestra tierra donde fue Proclamado Rey de Castilla con apenas dieciséis años, en la Primavera de 1217; concretamente en la localidad de Autillo de Campos, donde este año –sábado 10 de junio- se conmemorará por todo lo alto el Octavo Centenario.  Y también fue en Palencia, concretamente en el Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes, donde contrajo San Fernando matrimonio con Doña Beatriz de Suabia, el primero de Mayo de 1219. Por otro lado, hoy aun permanece en Palencia un importante legado arquitectónico de su época, con construcciones tan simbólicas como la iglesia de San Miguel o el pórtico del Convento de San Francisco. Y en cuanto a su figura en el ámbito religioso, recordar que España entera llenó sus templos de imágenes fernandinas tras su canonización en el Siglo XVII, no siendo Palencia ajena a ese espíritu. Así, en la provincia encontramos hoy en día diferentes imágenes del Santo; destacando unas preciosas vidrieras en el Monasterio de San Andrés de Arroyo y la Catedral de San Antolín, así como una preciosa imagen escultórica en la Iglesia de San Pedro Apóstol de Támara de Campos. Pero sin duda, es la Capilla de San Fernando, también en la Catedral palentina, donde se encuentra el más simbólico de los espacios de culto dedicados al Rey Santo en nuestra tierra. En este lugar, antaño dedicado a Santa Catalina de Alejandría, destaca una imagen escultórica del siglo XVII, de aspecto renacentista, en la que el Santo Rey se muestra con sus tradicionales atributos -Espada Lobera y Orbis Terrarum-, presidiendo un retablo también del Siglo XVII, que decorado con cuadros de la escuela madrileña, marcan diferentes momentos de la vida del Santo. En este lugar tan especial, simbólico de la fe, cultura y tradiciones castellanas, la A.C.T. Fernando III el Santo continúa organizando cada treinta de Mayo la misa por la Festividad del Rey San Fernando.

Luis Carlón Sjovall
Presidente A.C.T. Fernando III el santo