Festividad Mártires de la Tradición en "La Mata de los Carlistas"


El próximo sábado 16 de marzo a las 13:00 horas, se celebrará la Festividad de Mártires de la Tradición en la localidad palentina de Ayuela de Valdavia. 

El acto, organizado por Acción Tradicionalista Castellana con la colaboración de la A.C.T. Fernando III el Santo: consistirá en la tradicional marcha desde Ayuela hasta el lugar conocido como Mata de los Carlistas, donde se encuentran el hito y la cruz que recuerdan a los mártires carlistas allí asesinados por las tropas revolucionarias durante la Primera Guerra Carlista; y donde se realizará la tradicional ofrenda. La jornada concluirá con la celebración de una comida de hermandad en la cercana localidad de Saldaña.

Se ruega confirmación de asistencia en la dirección de correo electrónico: actfernandoiiielsanto@yahoo.es

Es idea de los organizadores que este lugar emblemático siga consolidándose como lugar de encuentro anual, dado el privilegiado enclave en que se encuentra, de todos aquellos tradicionalistas que vivan o sean naturales de los Reinos de León y Castilla.


Cerraremos la jornada con una "mesa redonda" en el Centro Social y Cultural Blanca de Castilla, donde analizaremos a partir de las siete de la tarde junto con representantes de la Asociación Cultural Beatriz Galindo de Salamanca, la Historia y circunstancias que han llevado a nuestra nación hasta la difícil situación en la que hoy en día se encuentra.


Comunicado "Mata de los Carlistas"

Desde la A.C.T. Fernando III el Santo queremos comunicar nuestra sorpresa e indignación ante la apropiación realizada por el partido político C.T.C del acto en memoria de los Mártires de la Tradición que anualmente se celebra en la Mata de los Carlistas de Palencia. Por ello manifestamos lo siguiente:

1º- La A.C.T. Fernando III el Santo colabora en la organización de dicho acto junto con un grupo de carlistas castellanos que nada tienen que ver con la C.T.C.

2º Ni nuestra Asociación ni Acción Tradicionalista Castellana mantienen ningún tipo de relación con la C.T.C

3º No se ha dado ninguna autorización a la C.T.C para apropiarse de dicho acto. 

4º Tomamos el comunicado de la C.T.C como un acto de carácter hostil hacia la A.C.T. Fernando III el Santo y contra parte de su miembros que son leales tanto a la Comunión Tradicionalista como a S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón.

5º- Exigimos inmediatamente la rectificación y retirada del cartel usurpador.

Adjuntamos el comunicado enviado a la C.T.C:


"Me permito recordarles que el acto de la Mata de los Carlistas está organizado por Acción Tradicionalista Castellana y la A.C.T. Fernando III el Santo, por lo que no considero apropiado el cartel que ustedes han realizado dando a entender que esté organizado por la CTC. Les ruego se retracten y retiren el cartel con la mayor urgencia, pues no recuerdo que a mí (como presidente de la A.C.T. Fernando III el Santo y jefe de Acción Tradicionalista Castellana) se me haya pedido permiso para tal usurpación.
  
Luis Carlón Sjovall
Presidente A.C.T. Fernando III el Santo"

La Espada lobera: "Cuaresma y medios de comunicación"



“La modernidad líquida” es un libro del sociólogo polaco Zygmunt Bauman, en el que describe nuestro tiempo, resumiéndolo mucho, como una época en la que las cosas sólidas de la vida como el matrimonio o el trabajo, ya no son sólidas sino líquidas, esto es, cambiables y siempre fluyendo. Pero no se queda ahí, parece que estamos empeñados en hacer que lo poco sólido que pueda haber se convierta en líquido. De esta manera, los ataques a la familia y a las instituciones más vetustas de la historia son atacadas a base de falacias para intentar, y parece que con éxito, terminar con ellas.

Es un poco lo que pasa con la Cuaresma y los medios de comunicación. En España, nación de raigambre cristiana desde su fundación en el s. VII, esta modernidad líquida nos vende que no hay verdades netas, sino que, al estilo Nieztsche, “todas las formas de vida son válidas y ninguna lo es de manera absoluta”. Es el superhombre. Es el ejemplo de un ser humano sin raíces ni asideros que dice ser y proclamarse libre, pero se hace esclavo de sus pasiones y vicios.
En España, y por extensión en Europa, los ataques a la religión que les dieron forma, son constantes. A veces son insultos. Otras veces son mentiras. Otras exageraciones y leyendas negras. En este caso se trata de un ataque por omisión.

Este miércoles 6 empieza la Cuaresma según el calendario litúrgico católico, y en los medios de comunicación no van a decir absolutamente nada sobre este tiempo de ayunos, abstinencias y penitencias destinadas a la conversión, a la “metanoia” que nos convierte con nuestra complicidad en verdaderos superhombres. Personas con un estilo de vida en la que la caridad en su sentido más estricto es su manera de vida, pero no solo por nuestras fuerzas, sino apoyados constantemente en las gracias sobrenaturales que vienen de Aquel al que pertenecemos.
Por otra parte, esta actitud no es nueva. Ya llevamos unos años en los que el ramadán, el año nuevo chino, las costumbres tibetanas y la hanuka, por poner solo unos ejemplos, son ampliamente difundidos por los grandes medios de manipulación de masas, haciéndonos creer que todas las costumbres son igual de válidas, en un entorno de ocaso de la civilización occidental, donde la multiculturalidad es el mantra repetido.
Ya no hay hueco en esos medios para dar parte del inicio de la Cuaresma, quedando relegada a la publicación de más o menos líneas en periódicos locales, acompañadas de, con suerte, algún artículo de algún obispo impregnado de modernismo, para el que Dios es una especie de abuelito bondadoso y tonto al que no importa las patadas que sus nietos le den, porque él siempre tendrá caramelos para ellos. Salvando las excepciones que, por defender la sana doctrina cristiana, reciben ataques desde fuera y desde dentro de la propia Iglesia.
Así pasa que, cuando llega la Semana Santa, las imágenes que se cargan en las procesiones no tienen significado alguno. Su labor catequética ha sido sustituida por el valor artístico y la Semana Santa ha pasado de ser tiempo de reflexión y conversión a tiempo de turismo rural “de interés internacional”. No culpo a los medios de esto, que quede claro, puesto que los primeros responsables somos los propios cristianos, por dejarnos robar algo tan hermoso para que nos lo sustituyan por actos vacíos de significado y huecos de reflexión. En otra ocasión, quizá, podamos hablar del lamentable estado de las hermandades y cofradías.
Es tiempo de Cuaresma, con todo lo que ello conlleva. Tiempo incómodo para una sociedad que no se deja interpelar, que cree estar bien en su aborto libre y sus luchas partidistas, en la que cualquier llamado a volver la mirada a nuestra más profunda Tradición histórica, es casi tomado como un ataque a la libertad del superhombre esclavo de sus vicios y pasiones. Por eso no veremos a los grandes medios hablar de ella con objetividad, pues si lo hacen, será para burlarse de costumbres tan “extrañas” como no comer carne los viernes o dejarse untar ceniza en la frente.

José Maria Reguera
A.C.T. Fernando III el Santo

(*) La Espada Lobera es una columna de opinión que la A.C.T. Fernando III el Santo pone a disposición de socios y colaboradores. Las opiniones en ella expresadas son sólo atribuibles a quien las firma.

Presentación del libro "Marca Palencia"


El pasado sábado 23 de febrero, se impartieron en el Centro Social y Cultural Blanca de Castilla tres conferencias centradas en diferentes momentos y personajes relacionados con la Historia de Palencia
El acto fue impulsado dentro del acuerdo de colaboración -en el ideal común de difundir la Historia y cultura de Palencia- que entre Encuentros Palentinos y la A.C.T. Fernando III el Santo se ha establecido. 
La vida de Juan Ponce de León, el gobernador palentino de Puerto Rico que descubrió Norteamérica; los pormenores de la fundación y desarrollo de los Estudios Generales de Palencia, primera Universidad de España; y la Proclamación de Fernando III el Santo como Rey de Castilla en la localidad terracampina de Autillo de Campos, fueron los apuntes históricos que en esta ocasión recordaron Ricardo Botín, José Ángel Martín y Luis Carlón; miembros de la A.C.T. Fernando III el Santo, quienes han participado colaborando con varias semblanzas de nuestra tierra en el libro Marca Palencia.

El rey justo según San Isidoro de Sevilla


Dios concedió a los príncipes la soberanía para el gobierno de los pueblos; quiso que ellos estuvieran al frente de quienes comparten su misma suerte de nacer y morir. Por tanto, el principado debe favorecer a los pueblos y no perjudicarles; no oprimirles con tiranía, sino velar por ellos siendo condescendientes, a fin de que este su distintivo del poder sea verdaderamente útil y empleen el don de Dios para proteger a los miembros de Cristo. Cierto que miembros de Cristo son los pueblos fieles, a los que, en tanto les gobiernen de excelente manera con el poder que recibieron, devuelvan a Dios, que se lo concedió, un servicio ciertamente útil.

Cuando los reyes son buenos, ello se debe al favor de Dios; pero cuando son malos, al crimen del pueblo. Como atestigua Job, la vida de los dirigentes responde a los merecimientos de la plebe. Porque al enojarse Dios, los pueblos reciben el rector que merecen sus pecados.

Sentencias, 1.3, C.

La Espada Lobera: "El PP de Casado, el PP de Abascal y la ley del aborto."


Se han hecho eco los medios en las últimas horas, las declaraciones del palentino Pablo Casado, a la sazón presidente del Partido Popular, al respecto de la propuesta de este de volver a la ley del aborto del año 1985, ley aprobada por la mayoría absoluta del Partido Socialista.
Al mismo tiempo, la formación de vieja derecha liberal nacionalista, VOX, admite que también desean volver a esa ley.
Muchos provida honestos, celebran estas declaraciones pensando que un regreso a aquella ley de supuestos, supondrá una reducción del número de abortos. Pero… ¿Qué nos dice la historia?

Conviene recordar, para que no se olvide, que la ley socialista de 1985, para el año 1990, ya estaba provocando un número igual de abortos a la ley actual de plazos impuesta por la terrible ideología de género que el gobierno de Zapatero se dedicó a implantar vía Real Decreto.
100.000 abortos al año, redondeando cifras, y sabiendo que no están todos los que son, puesto que los que se provocan por medio de la bala calibre RU-486 no cuentan, de la misma manera que no son contabilizados los abortos que las clínicas (perdón, mataderos) realizan fuera de plazo.

Con la ley de 1985 no era distinto: 100.000 abortos al año, la mayoría de ellos bajo el supuesto de “daño físico o psicológico para la mujer”, eufemismo por el que se colaba el aborto libre, que ha sido el mayor fraude de ley de la historia reciente de España. Un supuesto en el que se colocaban todos los abortos no contemplados en los otros dos supuestos (“Violación”, con un número de casos real que no llega a los 2 centenares en estos 34 años, y “Malformación del feto”, lo que ha llevado en la práctica a la eliminación por el método del genocidio eugenésico, de personas con Síndrome de Down, que es el mayor supuesto).
Hubo mataderos, en los que el psicólogo no estaba nunca en su consulta. Mataderos en los que la firma del psicólogo estaba impresa en un formulario también impreso, que hacía las veces de informe médico, en el que solo se rellenaba con el nombre y los datos de la mujer los espacios vacíos, y donde el texto no se modificaba ni una coma en ninguno de los casos.

Pero además, está el otro gran drama silenciado, el del síndrome postaborto, que sumerge a muchas, muchísimas mujeres, en grados muy muy profundos de depresión, que en ocasiones acaban en suicidio.

No, la propuesta de las viejas derechas de PP y VOX, sean azules o verdes, no vienen a dar solución a dos grandes y graves problemas: La despoblación de buena parte del territorio español (y no solo español, puesto que es un problema que, salvo en el Asia continental y en algunos lugares de África, se padece en todas partes) y la degradación de la dignidad humana, tanto del ser humano concebido no nacido, como la de la mujer que se ve abocada, por distintas cuestiones, a llevar adelante el sacrificio de su hijo.

Es hora de dar respuestas valientes, contraculturales y decididas contra esta lacra, una de las mayores que tenemos en nuestros días. Es hora de decir basta, como llevamos algunos defendiendo ya más de dos décadas (mi militancia en este asunto me viene de lejos) a este genocidio, y de presentar con valentía y sin miedos, propuestas que den al traste con la ley más injusta y posiblemente más machista que tenemos.
Estas propuestas deben ir destinadas a la promoción de la natalidad, a defender el salario familiar, a defender la dignidad humana sea cual sea su situación, a defender también el desarrollo integral de los humanos concebidos y sus madres, mediante iniciativas destinadas a ayudar de manera integral y real a las mujeres que se acercan a los mataderos.

Pero sobre todo, se necesita decir la verdad, y en este caso, es muy necesario decir, gritar con todas nuestras fuerzas, que las derechas viejas, azules o verdes, no vienen a devolver la dignidad a los concebidos y a sus madres, sino a disfrazar con discursos falaces una ley genocida que ya ha causado, solo en España, la muerte de casi tres millones de personas.


Es hora, al fin, de que aquellos que defendemos la vida como un don sagrado, empecemos a ser coherentes con nuestros principios y cosmovisión y dejar de apoyar a opciones políticas que desprecian la dignidad humana.


José Maria Reguera 
A.C.T. Fernando III el Santo


(*) La Espada Lobera es una columna de opinión que la A.C.T. Fernando III el Santo pone a disposición de socios y colaboradores. Las opiniones en ella expresadas son sólo atribuibles a quien las firma.

Festividad de la Virgen de la Calle, Patrona de Palencia.


“Aquel invierno era sin duda el más crudo que el panadero –un castellano rudo y poco dado a las cosas de Dios- recordaba en su ya larga vida una noche de enero, en la que arreciaba especialmente el temporal de nieve y viento. Él ya estaba en pie desde bien temprano en el horno que poseía en la Plaza Mayor de Palencia, fajándose entre exabruptos en el encendido del fuego, con el que como cada día hornearía el pan, mientras la ciudad dormía.  Un leño de encina humeaba sin cesar, pero pertinaz se resistía a arder, así que el brabucón panadero decidió entre blasfemias tirarlo a la calle de malas maneras.
A la calle me echas, pues de la Calle me llamaré”, escuchó el panadero mientras regresaba a la tahona. Se dio la vuelta enfurruñado y gritó “¿Quién anda ahí?; y volvió a escuchar entre el viento “A la calle me echas, pues de la Calle me llamaré”. Al observar temeroso que nadie había en la calle, se acercó hasta el trozo de encina que parecía brillar entre la nieve, y nuevamente escuchó proveniente del tronco “A la calle me echas, pues de la Calle me llamaré”. Corrió despavorido el panadero y despertó a su mujer y su hija, contándoles lo ocurrido. Al volver a la calle los tres juntos, ya milagrosamente bajo una noche serena, recogen el leño y lo observan que en su interior se encuentra una imagen de la Virgen María tallada en madera. Ya no hay dudas, es la propia Virgen la que le ha hablado.
Inmediatamente comunicaron a las autoridades eclesiales lo ocurrido, decidiendo el obispo que la imagen fuese trasladada al templo de San Bernardo. Toda la ciudad de Palencia acudió en los siguientes días a orar ante la imagen, convirtiéndose desde ese momento en la Patrona de la ciudad bajo el nombre de Virgen de la Calle, y popularmente como La Morenilla debido al negruzco color dejado por el fuego del panadero en la imagen. Ni que decir tiene que el brabucón panadero se convirtió a partir de aquel milagro en un devoto creyente.
Este relato es a grandes rasgos la leyenda de nuestra querida Virgen de la Calle, de la cual en verdad se desconoce su origen devocional, aunque por documentos se puede asegurar que ya en el siglo XV la imagen era ya venerada en la iglesia de San Bernardo. Se da la circunstancia de que había ya entonces tal devoción por esta imagen que se decidió poner una réplica en la parte exterior de la iglesia para que los palentinos pudiesen orar ante ella en cualquier momento sin necesidad de entrar al templo; y es por ello que a la imagen de la Nuestra Señora de las Candelas de Palencia, se la conoce desde entonces como Virgen de la Calle.  
Fue ya en el siglo XVIII, cuando los jesuitas fueron expulsados de España por el rey Carlos III, que la imagen fue trasladada por las autoridades eclesiales hasta el templo de la Compañía de Jesús, en donde sigue venerándose en la actualidad por los palentinos. La fecha del histórico traslado fue el cinco de noviembre de 1769; siendo añadida una copia en el exterior del templo, a imagen de la tradicional forma en que se mostraba en la iglesia de San Bernardo, en el cercano año 1993.
La imagen es una talla policromada de 41 centímetros de altura, realizada en el siglo XV por autor anónimo. En 1635 se añadió a la imagen los tributos del misterio concepcionista, y ya en el siglo XVIII se la revistió con cuatro ángeles protectores que sirven de andadas. Aunque sabemos que ya en el siglo XVII era venerada popularmente como Patrona de Palencia, no se sabe a ciencia cierta en que momento fue proclamada como tal por las autoridades. Lo que si sabemos, es que en el año 1947, el Papa Pío XII reconoció la secular devoción de Palencia a La Morenilla, proclamándola desde Roma, Patrona y protectora de los palentinos. Su festividad se celebra anualmente el dos de febrero.

Luis Carlón Sjovall
Presidente A.C.T Fernando III el Santo

Presentación "El cura Merino, el vendaval de Castilla"




El pasado sábado nueve de febrero se presentó en la Biblioteca Pública de Palencia el libro “El cura Merino, El vendaval de Castilla”, como parte de las actividades que realizaremos este año en homenaje a Jerónimo Merino y Cob, ahora que se cumple el 250 aniversario de su nacimiento en la pequeña localidad burgalesa de Villoviado; dándose también la circunstancia de que se cumplen 175 años de su muerte en el exilio, en la localidad francesa de Alençon.

Tras la presentación a cargo del presidente de la A.C.T. Fernando III el Santo, tomó la palabra Alfonso Benito Rica, Secretario General del Foro Estudio de la historia Militar de España, quien explicó los problemas que hoy en día tiene publicar una obra de estas características. José Antonio Gallego, recordó a los presentes algunos rasgos de la vida y personalidad de Merino, explicando que fue, en contraposición a los inventados mitos y leyendas que rodean su figura, un hombre de honor, leal hasta grado extremo a los principios tradicionales hispanos. La obra de Gallego, basada en un meticuloso análisis de la documentación -con copia de buena parte de ella en la obra- que a día de hoy se conserva sobre Merino, se nos muestra por tanto como la obra definitiva para entender la personalidad y vida de Merino en particular, y en general la de tantos españoles que se levantaron frente a la imposición revolucionaria.


Esta magna obra de José Antonio Gallego, quien a día de hoy es uno de los principales eruditos en el conocimiento de la historia del tradicionalismo español, recoge la biografía completa, y en buena parte inédita, del cura Merino; quien fuera durante la primera mitad del siglo XIX uno de los máximos referentes en la defensa de las tradiciones hispánicas, en contraposición a las numerosas acometidas revolucionarias que entonces se sucedieron: primero mediante la invasión napoleónica de España, posteriormente con la revuelta revolucionaria que nos llevó al llamado Trienio Liberal, y finalmente con la imposición política de la propia monarquía liberal tras la muerte del rey Fernando VII. Estos hechos llevaron a los españoles a levantarse en armas en numerosas ocasiones, siendo el levantamiento de El cura Merino, sin lugar a dudas, el mayor referente de aquella reacción en las tierras de Castilla la Vieja. Ya fuese formando partidas de hombres armados para combatir en diferentes momentos tanto al invasor francés como al liberalismo revolucionario, Merino abandonaba su parroquia cada vez que las circunstancias de la nación lo exigían y movilizaba sus partidas castellanas repletas de fervorosos incondicionales a la Santa Causa; llegando incluso a atravesar junto al duque de Angulema en 1823 la frontera francesa a la cabeza de los cien mil hijos de San Luís, siempre con el fin de restaurar el orden político cristiano en España. 

La obra se puede conseguir en Palencia en la Libreria Amarilla (Paseo del Salón)


La Espada Lobera: VOX; claros y oscuros que hemos de tener en cuenta



No es fácil hablar de VOX, y no lo es sobre todo porque diga uno lo que diga, no va a gustar a todos. Sólo una crítica negativa a la totalidad del proyecto de Abascal, o una entrega sin concesiones harán que la opinión sea aceptada por parte del “mundo patriota”, donde los unos y los otros ya han definido su posición a estas alturas. Es lógico que entendamos que esos votos que ha conseguido VOX han de tener trampa, ya que estamos tan acostumbrados a no contar con el pueblo español, el cual en su gran mayoría se ha mostrado extremadamente pusilánime frente a todos los agravios que ha sufrido la Patria los últimos cuarenta años, así como demasiado acomodado en una sociedad anestesiada por el nihilismo y el consumismo progre-capitalista. No seré yo quien diga que han cambiado las tornas, pero tampoco voy a ser tan necio como para entender que quien defiende ciertos principios básicos –denostados por todos los partidos políticos del régimen hasta ahora- haya de ser mi enemigo. Al menos mientras no demuestren lo contrario, creo en lo que dicen desde VOX que pretenden hacer; aunque esto no sea ni de lejos todo lo que yo creo que en verdad necesita España de cara a su necesaria y total restauración. Pero coño, con perdón, digo yo que por algo, y en algún momento, tendremos que empezar a frenar la caída libre que sufren todos los estamentos de nuestra nación.

Los 395.978 votos conseguidos por VOX en las elecciones andaluzas, en contraposición a los 47.182 alcanzados en la Elecciones Generales de 2016, o los 58.114 conseguidos en las de 2015, no se han conseguido por ciencia infusa, sino por una serie de acciones que ha realizado VOX especialmente en el último año, y que por el contrario no han realizado otros que bien podrían haberlo hecho. Desechar esa fuerza renovada de españoles que ha puesto su esperanza en el partido de Abascal, simplemente porque algunos decidan desde sus despachos que no son puros a tal o cual doctrina, y más cuando venimos de la nada absoluta, me parece tirar piedras contra nuestro propio tejado.

Tras cuatro años de tumbos, derivas y hasta de cierto “frikismo”, VOX ha sabido tocar la tecla en el momento apropiado, y redirigir un proyecto que parecía acabado incluso antes de despegar. Y para ello ha sido crucial su actuación frente al separatismo catalanista; sus propuestas en cuestiones tan graves para la estabilidad de España como la permanente amenaza del nacionalismo-separatismo, o un mensaje claro frente a la inmigración descontrolada, especialmente la de origen islámico; la defensa de la verdad histórica, especialmente en lo relativo a la aberrante Ley de Memoria Histórica de ZP, que el PP de Rajoy no se atrevió ni a tocar; la defensa de la dignidad y las libertades individuales en temas tan graves como le defensa de la vida, los abusivos impuestos o las nuevas Leyes de Género; su apuesta por levantar la bandera de las glorias de la España histórica y tradicional frente al insulto y olvido permanente, así como su frontal oposición al marxismo y el socialismo, son suficientes razones como para que al menos nos alegremos de que alguien defienda sin complejos estos principios básicos. Especialmente en una nación como España que lleva cuarenta años soportando todo tipo de ignominias, traiciones, atracos y aberraciones por parte de todos y cada uno de los partidos políticos que han ostentado poder desde la instauración del régimen del setenta y ocho.

Desde luego, hay cosas de VOX que no es que no me convenzan, sino que directamente me parecen execrables. Me explico: su evidente carácter liberal y consiguiente defensa del actual régimen, la sobredosis de filo-sionismo que se aprecia en varios de sus miembros más relevantes, así como un seguidismo demasiado evidente de corrientes políticas centroeuropeas; crean algo más que dudas razonables sobre sus verdaderos propósitos. Tampoco les ayuda la oscuridad que se detecta en sus cuentas –algo por otra parte propio de todos los partidos del sistema- y que supongo tiene que ver con algunas de esas filias que espantan. Y finalmente, tampoco me convence -por lo visto y oído hasta el momento- la poco clara estructura que tiene el partido a la hora de decidir quiénes han de ostentar los diferentes cargos.
Evidentemente, VOX no es la España a la que algunos aspiramos, pero sí creo que puede servir para frenar al menos de momento la ofensiva mundialista, especialmente en todos aquellos aspectos que atentan frontalmente la dignidad y derechos básicos de las personas. No olvidemos que los objetivos del NOM, entre los que destaco la imposición de la aberración sexualista, ecologista y animalista, la inmigración descontrolada, y la sustitución del catolicismo por una nueva era de oscuridad -que ya casi está aquí-, se extiende como la espuma. Y por lo tanto toda nación que no ponga YA un dique de contención a esta barbarie, estará de facto abocada a la miseria y esclavitud absoluta en muy poco tiempo.

En definitiva, VOX está aquí para quedarse, y de ello debemos sacar una conclusión política práctica para el futuro. La puerta que durante cuarenta años estuvo cerrada, se ha entreabierto. No dejemos que se cierre, pues por esa misma puerta, con el tiempo podremos entrar otros con mensajes más profundos que los de VOX. Pero de verdad, seamos claros: no se puede pasar de la nada al todo si ni siquiera el pueblo es ya consciente de que viene de la nada, y de que el todo existe.

Luis Carlón Sjovall

(*) La Espada Lobera es una columna de opinión que la A.C.T. Fernando III el Santo pone a disposición de socios y colaboradores. Las opiniones en ella expresadas son sólo atribuibles a quien las firma.

En Autillo de Campos

A la A.C.T. Fernando III el Santo de Palencia, así como al pueblo de Autillo de Campos


En Autillo de Campos,
fue proclamado rey,
el Tercer Fernando,
para toda Castilla,
y un destino cabalgando:
La unión de la vieja Spania,
bajo el cetro cristiano.

Con nobleza y lealtad,
cumplió su mandato,
ganándose el respeto,
hasta de los mahometanos,
a los que venció con la espada,
de la fe triunfando.

¡Entre cristianos reyes,
siempre la guerra evitando!

¡Oh, padre de la patria,
de la Meseta al Atlántico,
pasando por el Guadalquivir,
tu inconfundible legado!

Eterno y augusto monarca,
eterno Fernando el Santo,
gracias a una asociación palentina,
que tu excelso nombre ha tomado,
ya no se olvidará jamás,
que fuiste castellano rey,
primero en Autillo de Campos.

Antonio Moreno Ruiz