Espada Lobera; "Seis cosas más que nos está enseñando la peste roja"



Me gusta esa denominación, “peste roja”. Porque sale de un país cuyo estado está gobernado por un partido comunista que en lo económico se ha sumado a lo más ortodoxo del sistema capitalista financiero liberal, pero que en lo social y político sigue ejerciendo el poder absoluto.

9.- La siguiente cosa que nos está enseñando, o más bien certificando, la crisis de la “peste roja”, es que China es el futuro de nuestros regímenes. Un modelo económico capitalista y un sistema político marxista que se conjugan a la perfección, otorgando al capitalismo la estabilidad necesaria para su crecimiento irracional a la vez que controla con mano de hierro a su población. Los estados avanzan hacia uno de estos dos modelos: O bien se convierten del todo en meros gestores de las directrices de entidades supranacionales que nadie ha elegido, o bien se convierten en totalitarismos y autoritarismos en los que casi todo esté controlado por él, dejando al omnipotente mercado la parte económica. Es la perfecta entente de los materialismos filosóficos y metapolíticos.

10.- Que el mundialismo (o globalización como les gusta decir a algunos) según el modelo anglo sajón, se ha demostrado inútil. Su imposición de costumbres ajenas a las culturas de cada pueblo o nación; el modelo de “democracia” partidaria, que tiene secuestrada la verdadera representación popular mediante sus elementos naturales de convivencia; la imposición de dicho modelo acudiendo al ejército yanqui allí donde se estima que es necesario, con la connivencia de los estados miembros de esa entidad supranacional llamada OTAN; la falsa defensa de los “derechos humanos” de la ONU, otra organización supranacional destinada a imponer aborto y neomaltusianismo en los países empobrecidos a cambio de limosnas del FMI o del BM…
Este modelo, de hondas raíces calvinistas y racistas, siendo minoritario, se ha conseguido imponer mediante intervención militar y mercantil, mediante la falsa premisa de que es mejor modelo que el resto, usando el cine, la televisión y ahora las plataformas digitales o la deuda externa como medio de extorsión y chantaje.
Urge, pues, una vuelta a las soberanías nacionales.

11.- Y en esa vuelta a las soberanías nacionales, es más que imperioso recuperar nuestra industria. Porque no podemos seguir dependiendo de potencias extranjeras para proveernos de productos esenciales para el buen funcionamiento de la sociedad. No podemos depender de China o de Alemania para tener mascarillas, EPI,s  o respiradores, como no podemos depender del boicot turco para recibirlos o de la saturación del mercado para acceder a ellos a precios razonables.
Alcanzar las mayores cotas de soberanías industrial y alimentaria posibles, evitando así nuestro empobrecimiento social, económico y político, así como las indeseables emisiones de gases contaminantes, es hoy una tarea que reclama urgencia, diligencia y buen hacer.

12.- La “peste roja” también nos está reenseñando que el hecho religioso es consustancial al Hombre. A pesar de todos los intentos por parte de las ideologías materialistas (liberal y marxista) por desarraigar nuestras vidas de nuestra parte espiritual, este tiempo de confinamiento está haciendo a muchos volverse a Dios. Esto se ve en la muerte de un familiar y la imposibilidad de despedirse de él adecuadamente, no pudiendo visitar el cementerio o asistir al funeral. En el aumento de telespectadores de los canales de televisión e internet a cargo de obispos, sacerdotes, pastores protestantes e incluso rabinos e imames. Este tiempo es propicio para que muchos se hagan las preguntas eternas que se ha hecho el ser humano desde las cavernas: “¿quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos?”

13.- La “peste roja” nos enseña, también, que los medios de comunicación de masas mienten, y mucho. No es que no lo supiéramos ya. Es costumbre en ellos deformar la realidad de tal manera que la convierten en algo completamente distinto. Sin embargo, en estas semanas, hemos visto como la imparcialidad que se le debe suponer al oficio periodístico brilla por su ausencia en el ejercicio de esta noble profesión, cuando se hace al servicio de los grandes grupos mediáticos. Las llamadas “fake news” (Mejor digamos noticias falsas) suelen surgir de las redes sociales, de manos de personas que sin identificarse emiten y difunden audios o vídeos por medio de chats telefónicos o redes sociales. En esta circunstancia de confinamiento, vemos como también son los medios de comunicación, sobre todo los más afectos al poder político que “okupa” la Moncloa, los que emiten y difunden mentiras disfrazadas de verdad.
Así, hemos visto como se entrevista a un enfermero cualquiera en la puerta de un hospital, y resulta que es siempre el mismo y está afiliado o al menos simpatiza, con el partido “Podemos”. También hemos visto como se corta la comunicación con el presidente de la Asociación de Funerarias cuando se atreve (¿Cómo se atreve?) a cuestionar las cifras oficiales de fallecidos. Vemos también, cada día, como las ruedas de prensa son manipuladas por el Secretario de Estado de Comunicación, filtrando las preguntas de aquellos medios poco afines, silenciándolas. Por último, los 15 millones de euros de premio que el gobierno le ha dado a Mediaset y a Atresmedia. Esta generosa propina no sale gratis, ¿O eres de los que crees que sí?

14.- Y para terminar.
Que aquellos que realmente importan en el tejido social son continuamente despreciados, no solo por las instituciones, sino por nosotros mismos. ¿O es que no hemos visto o incluso protagonizado alguna vez, una mala maniobra contra el camión que nos trae la fruta a los mercados? ¿O no hemos visto, oído o incluso protagonizado agresiones físicas o verbales a los sanitarios?
Camioneros, sanitarios, tenderos, trabajadores de supermercado, personal de limpieza urbana, agricultores, hortelanos, ganaderos, pescadores, autónomos, guardias civiles, policías y militares honestos… Todos ellos en la base de la economía, y todos ellos ignorados o despreciados.
No me quiero olvidar de los buenos empresarios, aquellos, pocos o muchos (no lo sé) que con su riesgo y esfuerzo son capaces de generar buenas condiciones de vida a su alrededor, y que son cargados con responsabilidades que no son suyas, por parte de políticos que los ven como algo a lo que tumbar o castigar a base de trabas burocráticas, impuestos abusivos y leyes injustas para con ellos y los trabajadores de sus negocios.

Jose María Reguera González.
A.C.T. Fernando III el Santo
(*) La Espada Lobera es una columna de opinión que la A.C.T. Fernando III el Santo pone a disposición de socios y colaboradores. Las opiniones en ella expresadas son sólo atribuibles a quien las firma.

Espada Lobera; "Ocho cosas que nos está enseñando el Coronavirus"



1.- Que hay muy pocas cosas que sean realmente importantes.
Ante la amenaza del contagio y la posterior posibilidad de fallecer, sobre todo cuando es algo que está tan presente como en una pandemia, muchas cosas pasan a ser secundarias cuando no, directamente, a desaparecer de entre nuestras preferencias.

2.-Que la economía del lenguaje se impone ante el dogma progre del lenguaje “inclusivo”
Ya no nos hablan de “hombres y mujeres” de “todos y todas”… Ahora solo somos contagiados o fallecidos.  Y es que no hay cosa más excluyente que separarnos por géneros cuando hablamos en plural de nosotros mismos o de terceros.

3.- Que la sanidad española tampoco era tan buena como nos creíamos.
Y es que a pesar de tener a grandes profesionales partiéndose el cobre ante la saturación del sistema, como soldados que defienden firmemente una posición estratégica sin apenas armamento, comida y con los calcetines mojados ante el ataque de un ejército enemigo mucho mejor armado, ha quedado aun más demostrado que no es eficiente tener  17 sistemas sanitarios distintos y completamente descoordinados entre sí. También ha quedado aun más que demostrado que no se puede ahorrar dinero en un sector básico y estratégico como es la salud pública y que los recortes ejecutados por los dos grandes partidos nacionales sin distinción son, me atrevería a decir, actuaciones supuestamente delictivas.

4.- Que el verdadero refugio de la persona es su familia.
No es el estado, ni es el mercado, ni es la institución pública o privada. La familia vuelve a ser el gran salvavidas de la sociedad.

5.- Que los partidos del gobierno, los que le apoyan y buena parte de la oposición, son claramente antihumanistas.
Quiero explicarme bien: Están al servicio de la cultura de la muerte. Lo demostraron con su apoyo y promoción del aborto. Lo demuestran con la admisión a trámite de la resbaladiza pendiente que supone la ley de la “axiatanasia”(1) (Perdonen el neologismo, pero no acepto que matar a alguien sea procurar una muerte digna)
En esta crisis, ante la saturación de los hospitales, dejar morir a los ancianos por falta de medios e incluso dar instrucciones de que así se haga, es otra muestra más de que estos supuestos representantes populares, no están por la defensa de aquellos a los que dicen defender, sino por mantenerlos en la esclavitud del sometimiento a un estado voraz que, disfrazado de democracia, cercena nuestra libertad y nuestra dignidad, articulando leyes que responden al deseo de unas pocas élites mundialistas.

6.- Que la UE es un trasto roto e inservible.
Hubiera sido una gran oportunidad para todos los europeístas. La UE unida como un solo cuerpo en defensa de su territorio, su economía, sus valores y sobre todo, sus ciudadanos. Una UE decidida a tomar las riendas de la crisis y de hacerse cargo de manera solidaria y subsidiaria de su gestión y sus soluciones.
 Pero no. La UE no ha sabido ni ha querido, ni siquiera ha procurado un intento de hacerse cargo. Antes al contrario, cada país miembro está haciendo la guerra por su cuenta y aun más que eso, vemos como la Europa tradicionalmente racista y protestante, insulta a la verdadera Europa, la que gesta y pare a Europa entera, la de la cuenca del Mediterráneo.
Así, vemos al gobierno de un estado como el de Países Bajos, cuya sociedad es el gran ejemplo progresista de enfermedad colectiva, que creyéndose inmune y superior al virus, se atreve a cuestionar la gestión de España y de Italia, no por cuestionable que sin duda lo es, sino por creerse dueños de una verdad tan falsa como su propia existencia, una verdad que incluye la creencia de que su cosmovisión de la vida es mucho mejor que la del resto.
 No se preocupen, estimados amigos neerlandeses, que el virus también les ataca a ustedes y, por supuesto, también creará tantas molestias como en cualquier otro sitio. Una cura de humildad que a nadie le viene mal.

7.- Que es necesario hablar y tratar el tema de la muerte de una manera sana y responsable.
Durante décadas hemos visto como el tema de la muerte se ha dejado en segundo o tercer plano. En cierto sentido es razonable: La búsqueda de la vida eterna o de la inmortalidad es tan vieja como el propio mundo.
Sin embargo, el cientificismo en el que vivimos, es decir, la creencia en que solo la ciencia tiene la salvación, nos ha impuesto una línea de pensamiento en la que impera la idea de que la muerte es mala y debe ser evitada.
Así, vemos como los niños ya no van al velatorio de los abuelos o se les cuenta que en realidad se han dormido. Vemos miles de crueles muertes en televisión, cine o videojuegos, pero conscientes de que son falsas muertes hemos llegado a creer que toda la muerte es falsa, como si de una ficción se tratara.
Las aglomeraciones de ataúdes en el palacio de hielo de Madrid; las colas para los hornos crematorios en Italia; la saturación de las morgues en Ecuador… son todos ellos ejemplos de que la muerte es muy real. Una sociedad sana es aquella en la que la muerte está razonablemente presente en nuestras vidas, en la que el “memento mori” nos hace estar alertas y decididos a llevar una vida buena. Una sociedad sana es aquella que lucha por conservar la vida sin tachar de inútil a nadie, de manera directa o velada. Una sociedad sana es aquella que mantiene la esperanza en la alegría de saber que este no es el único capítulo de nuestra vida y que, una vez muerto el cuerpo, el alma tiene un nuevo paradero.
Es necesario hablar de la muerte de manera natural, a la vez que hablamos de la vida  como un don sagrado que nadie puede arrebatar merced a la necesidad de eliminar elementos supuestamente molestos (aborto) o inútiles (axiatanasia)

8.- (y último) Que la Iglesia de Dios está confusa.
Los católicos han perdido gran parte de sus referencias. La idea del Papa de la Iglesia en salida se ha comprobado fallida ante la amenaza del virus. Menos mal que nos quedan santos y buenos sacerdotes y laicos capaces de sacar oro de entre la greda sin apenas contar con el azogue necesario para ello.

(     (1)  En contra posición a la palabra compuesta griega EUTANASIA,  que significa “muerte digna”, he pensado en empezar a usar la también palabra compuesta griega AXIATANASIA, que significa literalmente “muerte indigna” y que creo hace mejor referencia al hecho de quitarle la vida a alguien solo por tener una enfermedad crónica  o padecer algún tipo de limitación física o intelectual.


Jose María Reguera González.
A.C.T. Fernando III el Santo
(*) La Espada Lobera es una columna de opinión que la A.C.T. Fernando III el Santo pone a disposición de socios y colaboradores. Las opiniones en ella expresadas son sólo atribuibles a quien las firma.

¿El feminismo mata?



El feminismo mata la fe
El feminismo mata la virtud
El feminismo mata la tradición
El feminismo mata el amor
El feminismo mata la inocencia
El feminismo mata la conciencia
El feminismo mata la belleza
El feminismo mata la elegancia
El feminismo mata la feminidad
El feminismo mata la libertad
El feminismo mata el conocimiento
El feminismo mata el raciocinio
El feminismo mata la templanza
El feminismo mata la empatía
El feminismo mata el sacrificio
El feminismo mata la justicia
El feminismo mata la igualdad
El feminismo mata la unidad
El feminismo mata la fuerza de la Patria

Y cuando el propio Estado se transmuta en feminista, infecta con la guadaña del odio y la injusticia a todas las capas sociales, cual imparable pandemia vírica

Que nadie te engañe: intolerables actitudes como el feminismo y el machismo son propias de sociedades enfermas, y completamente antónimas a la feminidad y masculinidad tradicional, que sí son propias de la sociedad virtuosa y justa a la que en España debemos aspirar.

La Espada Lobera: "Sólo y borracho vino el coronavirus"



El próximo mes de junio, si nada ni nadie lo remedia, se cumplirán dos años de la llegada a la presidencia del Gobierno de España de un narcisista compulsivo y mentiroso patológico llamado Pedro Sánchez Castrejón. Dos años que bueno será recordar, -ahora que toda la nación se ha visto sorprendida por una gravísima crisis vírica- ha sido un compendio de equilibrismo político envuelto en insostenibles medidas demagógicas, de las que los españoles ni han sabido, ni han querido y quizá tampoco han podido librarse a tiempo.

Comencemos este análisis por recordar que este narcisista irredento llegó al poder aupado por buena parte de los medios de comunicación masivos (nefasta herencia audiovisual que dejó el PP), y con el apoyo en ese primer momento nada más y nada menos que de neo-marxistas y nacionalistas vascos. Y todo ello justo tras el desafío, aún latente, que acababa de sufrir España por parte de las fuerzas separatistas catalanas en forma de Golpe de Estado durante el otoño de 2017. Un Golpe de Estado apoyado por una parte de la población catalana, totalmente alienada e idiotizada tras más de cuatro décadas de agitación y propaganda centradas en el odio a lo propio, y pagada ni más ni menos que con el dinero de todos los españoles. Pero para este trepa llamado Sánchez, y para el PSOE, el problema no era ese, sino la corrupción del PP; minimizando así de cara a la opinión pública, -y utilizándolo para sus fines políticos que no eran otros entonces que alcanzar el poder- el mayor desafío a la unidad de España desde la nefasta Segunda República. Por supuesto, para alcanzar dichos fines, nada recordó Sánchez de la corrupción de su propio partido, el más corrupto de la Historia de España, ni de las obscenas corruptelas de los partidos separatistas que lo apoyaron.

Con el doctor plagio ya reforzado en el poder, hemos visto con preocupación durante el transcurrir del tiempo como tras diversas elecciones se ha ido imponiendo su forma de hacer política: basada en el enfrentamiento entre españoles y en la demagogia más simplona, hasta llegar a la grave situación actual. No olvidemos tampoco que por el camino, este arribista sin moral se ha unido a todos los partidos y grupos separatistas y marxistas de España, creando una surrealista división entre los que él dice son buenos y los que él dice son malos; reforzando así como su principal proyecto político la Ley de Memoria Histórica del ínclito ZP. Nada en verdad que mejorase o aliviase la vida de los españoles ha hecho este demagogo durante estos casi dos años excepto moverse por España y el mundo con insultante boato, cual faraón egipcio, mientras nuestra nación se empobrecía económica y moralmente a pasos agigantados; todo ello para mayor gloria del doctor Cum Fraude y sus compinches.

Todo este negro panorama que se iba fraguando quedó finalmente visto para sentencia tras las Elecciones Generales de noviembre de 2019, tras las que se conformó un Gobierno apoyado por todos y cada uno de los históricos enemigos de la unidad, cultura y tradiciones de España; a excepción todo sea dicho de los restos de la antigua derecha nacionalista catalana, pero eso sí, incluyendo a Bildu, heredero político de la banda criminal ETA, con quien los socialistas ya habían pactado meses antes para apoderarse de Navarra, a pesar de lo votado en las urnas por los navarros. Este neo-socialismo sanchista, empeñado en alejarse de toda centralidad para mutarse en una versión progre del viejo socialismo revolucionario, ha demostrado carecer de toda dignidad y responsabilidad, pero eso sí, nos ha mostrado una enorme capacidad para enfrentar a los españoles con el único afán de sacar rédito político. Como no podía ser de otra manera, toda esta locura irresponsable, ha terminado por explotarnos a todos en la cara en forma de infección masiva. Y es que, tras la multitudinaria manifestación feminista del pasado ocho de marzo; impulsada, alentada y subvencionada por todos los resortes del Estado con el Gobierno socialista a la cabeza, y proyectada como punto de inicio de las autodenominadas fuerzas progresistas de las elecciones autonómicas que debían celebrarse en abril, la infección vírica se ha propagado por España con una fuerza y mortandad superior a otras naciones.

Y hace dos semanas llegó el COVID-19 a nuestras vidas: aunque de hecho ya se habían dado los primeros casos en España en el mes de enero. Aunque todos ya habíamos visto por los medios de comunicación su peligro en China, Irán o Italia; el Gobierno sectario de España ocultó información y decidió seguir adelante con sus ideológicas manifestaciones, en lugar de prohibirlas y  defender con ello a los españoles de una pandemia viral que ya para entonces había atravesado nuestras fronteras. En un ejercicio de irresponsabilidad e incompetencia único, y que nunca olvidaremos; presuntos científicos expertos, buena parte de la prensa y el Gobierno entero con Sánchez a la cabeza se empeñaron en negar el peligro y asegurar que todo estaba controlado, alentando así al pueblo a lanzarse a la calle entre risas, haciendo ver que el Coronavirus no era más que una simple gripe de la que apenas había que preocuparse. Durante estos últimos dos meses, de nuevo con la complicidad de la mayoría de los medios de comunicación; se ha permitido sin el menor control la entrada y salida de cualquier persona a territorio español, así como el movimiento de personas infectadas a otros territorios nacionales, obviándose con ello todas y cada una de las recomendaciones que a este respecto alertaron las autoridades sanitarias internacionales. Y por supuesto, durante ese precioso tiempo, se continuó derrochando dinero público en chiringuitos sectarios, así como en contentar a separatistas a cambio de su apoyo, en lugar de hacer acopio del material médico y humano necesario para enfrentarse a una pandemia que cualquiera minimamente informado veía venir desde hacía tiempo.

Llegados al momento actual, y siendo ya la propagación del virus un hecho; todos los españoles hemos sido enclaustrados en nuestras casas bajo el decreto de Estado de Alarma. Mientras la población observa entre aterrorizada e indignada como el número de fallecidos aumenta sin remisión (1753 fallecidos al escribir estas líneas), el Gobierno sigue utilizando todos los medios a su alcance para lavar -cual Pilatos- sin rubor sus irresponsables manos, al mismo tiempo que utiliza los resortes del Estado de Alarma para por ejemplo aupar a puestos clave del Estado a sus aliados marxistas, o para decretar amnistías que a buen seguro afectaran a sus aliados golpistas.

Tiempo habrá más adelante para hablar de donde vino y para qué vino este sospechoso virus; que además de la muerte y el miedo que lleva consigo, también traerá miseria para muchos e inmensa fortuna para unos pocos. Pero por el momento lo que toca es cuidarse, mantenerse templados de espíritu, informados y alerta, y no olvidar lo nada de lo ocurrido.

Qué Dios nos guarde a todos


Luis Carlón Sjovall (22/03/2020)
A.C.T. Fernando III el Santo
(*) La Espada Lobera es una columna de opinión que la A.C.T. Fernando III el Santo pone a disposición de socios y colaboradores. Las opiniones en ella expresadas son sólo atribuibles a quien las firma.

Carta del Obispo Braulio de Zaragoza a San Agustín (año 636)


Tus libros nos han enseñado el camino de la casa paterna cuando andábamos errantes por la ciudad tenebrosa de este mundo. Ellos nos dicen lo que somos, de dónde venimos y de dónde nos encontramos. Ellos nos hablan de la grandeza de la patria, ellos nos dan la descripción de los tiempos, ellos nos enseñan el derecho de los sacerdotes y las cosas santas, las relaciones y los géneros de las cosas, la disciplina pública y la doméstica, las causas, los nombres de los pueblos, la descripción de las regiones y los lugares, la esencia de todas las cosas divinas y humanas. 

Propuestas de la A.C.T. Fernando III el Santo para el callejero de la ciudad de Palencia

Detalle en la entrada de la Cripta de San Antolín de la Catedral de Palencia, en que se hace referencia al redescubrimiento de la cripta en una gruta por el rey Sancho III "el mayor" de Navarra, mientras perseguía a un jabalí. Uno de los pocos detalles que en la ciudad de Palencia recuerdan a quien fue su principal repoblador 


Desde la A.C.T. Fernando III el Santo de Palencia proponemos una serie de nombres para el nuevo callejero proyectado por el Ayuntamiento de Palencia en el sector 3 de la ciudad de Palencia. Estas propuestas, creemos que de ser aceptadas harían justicia tanto a personalidades ilustres de origen palentino, como a hechos e instituciones de singular importancia histórica que tuvieron lugar, relevancia o relación con Palencia y la provincia de la que es capital y referente. Entendemos además desde nuestra Asociación, que nuestra ciudad tiene una importante carencia en lo que al reconocimiento (calles, plazas, monumentos, placas) de su propia Historia; lo cual en un lugar tan plagado de ella como es nuestra ciudad y provincia, es sin duda una mancha que dura ya demasiado tiempo.


PROPUESTAS DE PERSONALIDADES ILUSTRES


Cneo Pompeyo Magno: Nacido en Roma en el año 106 A.C; fue un aristócrata romano que alcanzó el grado de cónsul, llegando a gobernar Roma a finales de la República junto con Julio César y Marco Licinio Craso durante el periodo denominado “Primer Triunvirato”.  Aunque oficialmente la España interior estaba conquistada por Roma desde la caída de Numancia, no fue hasta que en el año 74 A.C., bajo el mando del propio cónsul Cneo Pompeyo Magno, cuando se atacó definitivamente la antigua Pallantia vaccea, que contaba en su defensa con la ayuda del romano Sertorio. Aunque la conquista fue traumática, llevada a cabo tras un largo asedio y posterior incendio y saqueo de la ciudad; no tardó Palencia en convertirse en una importante ciudad romana.

Conde Munio Núñez: El Conde Munio Núñez otorgó en nombre del rey Alfonso II “el casto”, junto a su esposa Argilo, la Carta Puebla de repoblación en la localidad palentina de Brañosera en el año 824. Siendo este “Fuero de Brañosera” el primero otorgado en España. Antepasado del conde Fernán González, es el conde de Castilla del que más antigua referencia se tiene.

Conde García Fernández: Hijo del conde Fernán González de Castilla y de Sancha Sánchez de Pamplona; nació en Burgos en el año 938. Durante su gobierno fue el gran valedor de la España cristiana frente al entonces todopoderoso Califato de Córdoba, e incorporó por herencia el Condado de Monzón al Condado de Castilla; logrando con ello que desde ese instante buena parte de la actual provincia de Palencia se uniese al Condado Castilla. Murió combatiendo a Almanzor en el año 995.

Conde Pedro Ansúrez: Hijo del conde Ansur Díaz; nació en tierras palentinas en el año 1037. Don Pedro Ansúrez fue cabeza de la poderosa familia Banu Gómez a la muerte de su tío Gómez Díaz, convirtiéndose en Conde de Saldaña, Carrión y Liébana, además de mayordomo del rey Alfonso VI de León. Su mayor fama no obstante, se debe en buena parte a que fue el magnate encargado de la repoblación de Valladolid en el siglo XI, donde está sepultado desde su muerte en 1118.

Obispo Don Raimundo II: Probablemente nacido en la localidad palentina de Castromocho en fecha sin determinar; fue obispo de Palencia entre los años 1148 y 1184. Durante su gobierno, se creó en Palencia el Estudio General, embrión de la futura primera Universidad de España. Cabe destacar también que fue Don Raimundo quien el 23 de agosto de 1181 otorgó al Concejo el primer fuero de la ciudad de Palencia. Falleció en el año 1184, siendo enterrado en la Catedral de San Antolín.

Gonzalo Ruiz Girón: Hijo de Rodrigo Gutiérrez Girón y de María de Guzmán; nació en tierras palentinas en el año 1160. Fue Señor de Frechilla, gran magnate de la Tierra de Campos y Mayordomo Real de Alfonso VIII, Berenguela I y Fernando III de Castilla. Por su protección de la reina Berenguela durante la guerra de sucesión castellana fue nombrado a perpetuidad Señor de Autillo de Campos por el rey Fernando III el Santo: “para vos e para vuestros fijos et para vuestros nietos, e para los que vengan después de vos del vuestro linaje para siempre jamás”.  Murió en el año 1231, siendo sepultado en el Hospital para peregrinos de la Herrada, que él mismo había fundado.

Alfonso Téllez de Meneses: Hijo de Tello Pérez de Meneses y Gotrodo García; nació en Meneses de Campos en el año 1161. Fue el segundo Señor de Meneses y hermano del obispo Tello Téllez de Meneses. Conquistador de Alburquerque y de grandes extensiones en Extremadura, fue también heroico combatiente en la Batalla de Las Navas de Tolosa,  gobernador de Madrid, Córdoba y repoblador de la Vega del Guadiana. Murió en el año 1230 mientras acompañaba a Fernando III el Santo de camino a León con el fin de reclamar la Corona; siendo sepultado en el Monasterio de Santa María de Palazuelos.

Gonzalo de Berceo: Nacido en la localidad riojana de Berceo en el año 1198; fue un monje y poeta medieval, máximo representante del “mester de clerecía”. Estudió en los Estudios Generales de Palencia entre los años 1222 y 1227, mencionándolos en varias ocasiones a lo largo de la sublime obra intelectual que desarrolló en el Monasterio de San Millán de la Cogolla.

Rey Enrique I el niño: Hijo menor de Alfonso VIII y Leonor de Castilla; nació en Valladolid en el año 1204. Proclamado rey de Castilla a la muerte de Alfonso VIII el año 1214, su reinado degeneró en un conflicto permanente entre nobles por el control del Reino. Estando en mayo de 1217 jugando en el alcázar episcopal de Palencia, sufrió el golpe de una teja en la cabeza que le acabó llevando a la muerte el seis de junio de 1217, en el castillo de Tariego de Campos. Su sepulcro se encuentra en el Real Monasterio de Las Huelgas de Burgos.

San Luis Rey: Hijo de la reina palentina Blanca de Castilla y de Luis VIII de Francia; nació en la localidad de Poissy en el año 1214. Está considerado el más justo, noble y humilde rey de la historia de Francia, siendo junto a su primo Fernando III el Santo referente ejemplar de buen gobierno. La figura de San Luis es desde hace siglos referente en el común religioso y cultural de nuestra tierra, dada su ascendencia palentina; así como patrón de diversas localidades, especialmente las relacionadas con el Canal de Castilla.

Rey Enrique III: Hijo de Juan I de Castilla y de Leonor de Aragón; nació en Burgos el año 1379. Fue el primer heredero de la Corona de Castilla que recibió el título de “Príncipe de Asturias”, hecho ocurrido el 17 de septiembre de 1388 en la Catedral de San Antolín de Palencia, al contraer matrimonio ese día Enrique III con Catalina de Lancaster (nombrados ambos en ese momento Príncipes de Asturias); poniéndose de este modo fin a los conflictos bélicos que por el gobierno de la Corona de Castilla enfrentaba desde hacía tiempo a los herederos de Pedro I de Borgoña y Enrique II de Trastámara. Fallecido en el año 1406, fue sepultado en la Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo.

Beatriz Galindo “La Latina”: Nacida en Salamanca en el año 1465, fue una escritora y humanista española; consejera y profesora de latín, griego y gramática de la reina Isabel la Católica. Aunque tiene relación directa con Palencia, entendemos que se trata de una mujer que dada su altura intelectual e importancia en la gobernación de la Corona de Castilla, bien merece una calle en nuestra ciudad. Falleció en Madrid en el año 1535, siendo enterrada en el Convento de la Concepción Jerónima.

Fray Tomás de San Martín: Nacido en Palencia el 7 de marzo de 1482, Tomás de San Martín fue un fraile y erudito dominico. Tras ingresar en la orden dominica en el Convento de San Pablo de Palencia y completar sus estudios de Teología y Artes, fue enviado a Las Indias Occidentales. Tras un periodo inicial en Nueva España, fue enviado a Perú donde fue elegido provincial de la Orden en el Virreinato; periodo en el que fundó la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, primera fundada en la América continental. Finalmente fue nombrado obispo de La Plata en el año 1553, falleciendo en el Convento del Rosario de Lima cuando se dirigía hacia su diócesis en Las Indias.

Alejo de Vahía: De posible origen germánico, se desconoce la fecha en la que nació. Fue uno de los más grandes maestros de la escultura gótica, con un estilo muy personal que le permitía no firmar sus obras, por ser reconocidas dada su peculiaridad. Establecido en Becerril de Campos a finales del siglo XV; la provincia de Palencia puede presumir de tener algunas de sus principales obras, destacando el retablo mayor de la Catedral de San Antolín de Palencia, el púlpito de Colegiata de Ampudia, o la imagen de Santa Ana con la Virgen María y el niño Jesús que se encuentra en el Museo Catedralicio de Palencia.

Luis de Velasco y Castilla: Hijo del también palentino Luis de Velasco y Ruiz de Alarcón, quien fuera Virrey de Navarra y segundo Virrey de Nueva España, y de Ana de Castilla y Mendoza; nació en Carrión de los Condes el año 1534. Luis de Velasco y Castilla, primer Marqués de Salinas, fue embajador de España en Florencia, Virrey de Nueva España por dos veces y Virrey del Perú, siendo finalmente designado a su regreso a la península Presidente del Consejo de Indias. Murió en Sevilla el año 1617.

Antón de Carrión: Nacido en Carrión de los Condes a finales del siglo XV; fue un hidalgo palentino que participó en la gesta conquistadora de América al menos desde el año 1522. Junto a Francisco de Pizarro, fue uno de los llamados “trece de la fama” que en el año 1527 iniciaron desde la Isla del Gallo la conquista del Perú. Recibió durante la Capitulación de Toledo en 1529, de manos de la reina Isabel de Portugal, el título de Caballero de la Espuela Dorada, junto con el resto de compañeros hidalgos que participaron en tan gran hazaña conquistadora.

Marqués de la Ensenada: Nacido en Alesanco (La Rioja) en el año 1702. Zenón de Somodevilla y Bengoechea fue el primer Marqués de la Ensenada y noble ilustrado que sirvió a España durante los reinados de Felipe V, Fernando VI y Carlos III. Junto al rey Fernando VI fue el gran impulsor del Canal de Castilla, tan relacionado con Palencia; con el fin de dar salida al mar al cereal y potenciar así la economía castellana.

El cura Merino: Nacido en la localidad burgalesa de Villoviado en 1769; Jerónimo Merino Cob fue un heroico cura-soldado que combatió al frente de las tropas castellanas en defensa de España frente a los invasores franceses primero, junto a los cien mil hijos de San Luís después y finalmente en el bando tradicionalista durante la llamada Primera Guerra Carlista, a lo largo de la primera mitad del siglo XIX. Su mayor victoria se produjo el 22 de enero de 1810 en la localidad palentina de Dueñas, donde las crónicas nos dicen que sorprendió a una división francesa, cayendo en la batalla más de 1500 soldados napoleónicos. Murió en el exilio el año 1844, siendo trasladados sus restos en el año 1968 hasta el actual monumento funerario que lo recuerda en la localidad burgalesa de Lerma.

Cabo Jesús García Quijano: Nacido en la localidad palentina de Viduerna de la Peña en el año 1875, fue un labrador y militar español que sirvió en el Batallón Expedicionario de Cazadores Nº2 en la provincia de Filipinas. Durante el tiempo que estuvo destinado en Filipinas se declaró la guerra frente a los rebeldes revolucionarios, quedando Quijano junto con otros españoles, aislado en la iglesia de la localidad de Baler. Allí resistió junto a sus compañeros durante 337 días, convirtiéndose en uno de los llamados “Últimos de Filipinas”. Este héroe palentino, el único de nuestra tierra que formó parte de tan legendaria gesta, falleció en su localidad natal en el año 1947, recibiendo sepultura en el cementerio parroquial.

Obispo Anselmo Polanco Fontecha: Nacido en la localidad palentina de Buenavista de Valdavia el 16 de abril de 1881, fue fraile agustino, obispo de Teruel y administrador apostólico de Albarracín. El 7 de febrero de 1939 fue martirialmente  asesinado (acusado de haber firmado la “Carta colectiva del episcopado español” en la que los obispos declararon cruzada a la Guerra Civil), junto con otros prisioneros, por tropas republicanas en un paraje de la provincia de Gerona llamado Pont de Molins. Sus restos se encuentran en un sepulcro de la Catedral de Teruel.

Mariano del Mazo Zuazagoitia: Nacido el 20 de agosto del año 1923; hijo de Mariano del Mazo Fernández y de Petra Zuazagoitia. Fue un político, escritor y periodista tradicionalista palentino. Actualmente la Diputación Provincial de Palencia otorga anualmente un premio literario con su nombre. Falleció en Madrid en el año 1995.

San Rafael Arnáiz: Nacido en Burgos en el año 1911, Rafael Arnáiz Barón, más conocido como el hermano Rafael, fue un fraile trapense reconocido como uno de los mayores místicos del siglo XX. Desde 1934, hasta su muerte por diabetes en 1938 desarrolló su vocación y la mayor parte de su obra en el Monasterio palentino de San Isidro de Dueñas, donde se encuentra su sepultura. El 11 de octubre de 2009 fue canonizado por S.S. Benedicto XVI.

Gonzalo Ortega Aragón: Nacido el 19 de febrero de 1942 en la localidad palentina de Cubillas de Cerrato. Cursó estudios de Humanidades y Filosofía en el Seminario Diocesano y Filosofía y Letras en las universidades de Valladolid y Salamanca. Redactor jefe de Diario Palentino hasta su jubilación; su recopilación de estampas, leyendas, historias y tradiciones palentinas, hicieron de él un referente en el ámbito contemporáneo de la cultura palentina. Falleció el 20 de diciembre del año 2018.

PROPUESTAS DE HECHOS, LUGARES E INSTITUCIONES HISTÓRICAS

Fuero de Brañosera: La “Carta Puebla” o “Fuero” de Brañosera se conservó hasta el periodo de la desamortización liberal en el Monasterio de San Pedro de Arlanza. En él se confirma el fuero otorgado por el rey Alfonso II “el casto” a los primeros pobladores de la localidad palentina de Brañosera en el año 824. Esta “Carta Puebla” o “Fuero”  confirma que el Ayuntamiento palentino de Brañosera es el más antiguo de España.

Beato de Valcavado: Manuscrito copiado por un monje llamado Oveco en el año 970. Esta obra es una copia de “Los comentarios del Apocalípsis” de Beato de Liébana, elaborado sobre el año 970 en el Monasterio saldañés de Valcavado. Actualmente se encuentra en la Biblioteca Histórica de Santa Cruz de Valladolid, siendo reconocido como uno de “Los Beatos” más bellos y mejor conservados que han llegado hasta nuestros días.

Batalla de Llantada: El 19 de julio de 1068, los reyes y hermanos Alfonso VI de León y Sancho II de Castilla se enfrentaron junto al río Pisuerga por vez primera, con el propósito de que el vencedor dominará los dos reinos. La contienda desarrollada en el término del actual municipio de Lantadilla quedó igualada, destacándose durante la contienda por vez primera la figura valerosa de Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador.

Batalla de Golpejera: El 11 de enero de 1072, los reyes Alfonso VI de León y Sancho II de Castilla se enfrentaron en esta Batalla decisiva, que al ser vencida por el castellano, le otorgó la corona sobre los reinos de León y Castilla. Tras la batalla, Alfonso VI fue desterrado a la taifa musulmana de Toledo. El lugar exacto donde se desarrolló esta batalla se encuentra junto al Camino de Santiago palentino, entre los actuales términos de Villarmentero de Campos y Lomas de Campos. En estos parajes aún hay en la actualidad numerosa toponimia que recuerda pasajes de la batalla.

Proclamación de Fernando III el Santo: El 14 de junio de 1217, la reina Berenguela I de Castilla renunciaba a sus derechos dinásticos en favor de su hijo Fernando, en la localidad palentina de Autillo de Campos. Ante la presencia de la propia reina, los obispos Tello Téllez de Palencia y Mauricio de Burgos, importantes nobles y pueblo llano, Fernando III el Santo fue proclamado Rey de Castilla en la Tierra de Campos palentina. Tras la proclamación, la comitiva real se dirigió a la ciudad de Palencia, donde la población les recibió con entusiasmo; siendo por lo tanto nuestra capital la primera del Reino que reconoció a Fernando III como legítimo Rey de Castilla. Trece años después el Rey Santo uniría para siempre los reinos de Castilla y de León.

Condes o Condado de Monzón: Constituido a principios del siglo X como bastión defensivo frente a los ataques islámicos por el rey Ramiro II de León; el Condado de Monzón, gobernado por la familia Ansúrez, comprendía la zona oriental de la actual provincia de Palencia, además de importantes zonas en las actuales provincias de Valladolid y Segovia. Durante casi un siglo, hasta su incorporación al Condado de Castilla en 985 fue una de las más importantes entidades políticas, militares y jurídicas de la Alta Edad Media española.

Condes o Condado de Saldaña: Constituido a principios del siglo X como bastión defensivo frente a los ataques islámicos por el rey Ramiro II de León; el Condado de Saldaña, gobernado por la poderosa familia de los Banu Gómez, comprendía la zona occidental de la actual provincia de Palencia, además de importantes zonas en las actuales provincias de Valladolid, León y Zamora. Al llegar al trono de León Fernando I “el magno”, los condados perdieron su importancia y privilegios. En el año 1475, los Reyes Católicos recuperaron el título de Condado de Saldaña, otorgando su titularidad a la familia de los Mendoza.

Río Nubis: Nombre histórico-legendario con que se conocía al río Carrión, el cual junto con el río Pisuerga marcan la orografía de nuestra provincia, antes de la conquista romana de nuestra tierra. El nombre de Fluvius Nubis se ha mantenido en el acervo cultural popular palentino durante siglos, hasta llegar a nuestros días.

Canal de Castilla: Gran obra de la ingeniería civil española, fue construido entre los siglos XVIII y XIX. Su creación fue impulsada durante el reinado de Fernando VI por el Marqués de la Ensenada, y solo la llegada del ferrocarril, hizo que no se completase su llegase al Mar Cantábrico, como en un principio estaba proyectado. No obstante, el Canal de Castilla mantiene en la actualidad un uso a diferentes niveles, y se ha convertido por derecho propio en uno de los grandes símbolos de la Provincia de Palencia.

También queremos añadir a esta petición, pues entendemos que además de ser de justicia, nuestra ciudad se uniría orgullosa a los homenajes que se están desarrollando por toda España; que se dedique un monumento conmemorativo, o en su defecto una calle o plaza a la inigualable gesta que supuso la Primera Vuelta al Mundo, o Primera Circunvalación del Orbe Terráqueo. Teniendo en cuenta que el Quinto Centenario se está celebrando desde el diez de agosto del año 2019; a los quinientos años de la salida desde el Puerto de Sevilla, y que durará hasta el seis de septiembre del año 2022, en que se conmemorará la llegada al puerto gaditano de Sanlúcar de Barrameda de la nao Victoria capitaneada por el guipuzcoano Juan Sebastián Elcano: entendemos por lo tanto que en Palencia estamos aún a tiempo de unirnos con acierto al Quinto Centenario de esta gran gesta española. Sirvan estos actos también para homenajear a los dos palentinos que participaron en la inigualable expedición, y que aunque no estaban entre los dieciocho hombres que completaron travesía; tanto Juan Martín de Aguilar (quedó prisionero de los portugueses en Cabo Verde, llegando a España con posterioridad) como Bartolomé de Saldaña (desaparecido en la Isla de Timor, acabó siendo rescatado por un barco portugués), pusieron una vez más a Palencia en el libro de oro de las grandes gestas épicas de nuestra patria.

Finalmente, y recuperando una vieja petición de nuestra Asociación Cultural, queremos recordar que en breve será el milenario de la repoblación de la ciudad de Palencia (1028) y de la recuperación de la diócesis episcopal en la ciudad (1035) por parte del rey Sancho III “el mayor” de Navarra, quién en ese tiempo actuaba como regente del Condado de Castilla, dada la minoría de edad de los condes García Sánchez y Fernando Sánchez. Incompresiblemente Palencia sigue sin tener ni tan siquiera una calle dedicada a su histórico repoblador; por ello entendemos que ahora que se está proyectando una reforma en el Parque de los Jardinillos, sería buen momento para dedicar en dicho lugar una plaza monumental que, por ejemplo, bajo el nombre de Plaza del Concejo, Plaza de Palencia o Plaza de Sancho el Mayor; haga honor y justicia a nuestra propia Historia. Para ello entendemos que una estatua del rey junto al simbólico jabalí que según la leyenda le llevó hasta la cripta de San Antolín, acompañada de estampas escultóricas que reflejen los momentos más importantes y simbólicos de la Historia de nuestra ciudad (época vaccea, asedio de Roma, época visigoda, asedio musulmán, repoblación, fundación de la Universidad, Mujer palentina frente a Lancaster, boda de los príncipes de Asturias, etc.), sería una idea a estudiar.

Y es que quién su origen desconoce, su futuro no conoce.

Presentación de la Asociación Cultural Burgo de Santiuste

Momento en que el Presidente de la A.C.T. Fernando III el Santo entrega el Diploma de hermanamiento a Don Antonio Rodríguez Cortés, Presidente de la Asociación Cultural Burgo de Santiuste.

El pasado sábado 29 de febrero asistimos en la histórica ciudad madrileña de Alcalá de Henares, a la presentación de la Asociación Cultural Burgo de Santisute

Creada bajo las más que necesarias premisas de fomentar y divulgar los valores del humanismo cristiano, la cultura y las tradiciones de los pueblos de España, con el fin de recuperar una España asentada en sus principios y tradiciones, esta asociación se une a otras asociaciones de otros lugares de España, a la urgente reconquista cultural y espiritual, a la que todo español de buena masa -frente a las urgentes amenazas que acechan a nuestra patria- debe comprometerse con urgencia. Desde la A.C.T. Fernando III el Santo deseamos el mayor de los éxitos en sus objetivos - que serán los de todos- a esta nueva asociación alcalaína.

Actos de homenaje a San Fernando Rey en Sevilla y Burgos



Con apenas cinco días de diferencia, durante el presente mes de noviembre se han conmemorado dos importantes efemérides relacionadas con la vida de San Fernando: así, el pasado sábado día veintitrés se conmemoraba el setecientos setenta y un aniversario de la reconquista de la ciudad de Sevilla, y el miércoles veintisiete el octavo centenario del armado como caballero en el Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas de Burgos. Como es norma en nuestra Asociación, tan vinculada desde su fundación con la figura del Santo Rey de Castilla, hemos estado presentes en ambas efemérides.

El sábado 23 de noviembre una representación de la A.C.T. Fernando III el Santo de Palencia asistió por décimo tercer año consecutivo a las celebraciones religiosas que en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla se llevaron a cabo -algunas, como la Procesión de la Espada, desde que la instauró Alfonso X a mediados del siglo XIII- junto al cuerpo incorrupto de San Fernando. Ya por la tarde, colaboramos en los actos organizados por la Asociación Cultural Rodrigo de Bastidas (magnífica labor organizativa y cultural la de este colectivo de jóvenes sevillanos) junto al monumento dedicado a Fernando III, sito en la Plaza Nueva de Sevilla; donde el presidente de nuestra Asociación, junto con miembros de Rodrigo de Bastidas y el poeta sevillano Antonio Moreno Ruiz, pronunciaron diferentes discursos ante el numeroso público congregado recordando la gloriosa reconquista de la capital hispalense, y poniéndola como referente, especialmente para los más jóvenes, para afrontar con garantías de éxito la nueva (y permanente) reconquista que ha de cambiar el rumbo de la penosa realidad que a día de hoy sufre España. La figura de San Fernando volverá a marcar a buen seguro el camino de la gloria a los mejores, a aquellos que sientan el ardor guerrero propio de quienes se rigen por los códigos eternos de nobleza y lealtad, que él tanto ensalzo; y que han de ser el  bastión inexpugnable frente al que serán derrotados de nuevo todos los enemigos de Dios y de España. Todo nuestro ánimo y apoyo en el noble afán de perseverar en el camino iniciado hace unos años por las asociaciones culturales patrióticas sevillanas; pues sabiendo que sólo el compromiso alienta la esperanza, lo cual ya en sí es una victoria, es seguro que el buen trabajo garantiza el éxito.

El miércoles 27 de noviembre también estuvimos presentes en los actos que en el Monasterio burgalés de Las Huelgas conmemoraron el Octavo Centenario del armado como caballero de San Fernando. Una preciosa ceremonia religiosa oficiada por el arzobispo de Burgos, acompañada en los cánticos por las hermanas cistercienses, en la capilla que alberga el Panteón Real de Castilla (junto a los sepulcros de los reyes Alfonso VIII y su esposa Leonor Plantagenet, y también el de la reina Berenguela I la grande y el rey niño Enrique I) fue el acto central de la jornada. En una capilla abarrotada destacó la presencia de numerosos oficiales del Arma de Ingenieros del que Fernando III es Santo Patrón, así como una importante representación de la Orden de Caballeros de la Santa Vera-Cruz del rey Fernando III; orden fundada por el propio San Fernando en el año 1219 como fuerza cristiana avanzada en la frontera musulmana del norte de Andalucía, y que a día de hoy tiene como principal fin la custodia del Solar de La Batalla de Las Navas de Tolosa. Los actos en honor a San Fernando, al que con tanto respeto se le recuerda por las hermanas y personal del simbólico monasterio del que fue principal impulsor, concluyeron con una parada militar seguida por numerosos burgaleses a cargo de diferentes cuerpos del Arma de Ingenieros.

¡VIVA SAN FERNANDO!
¡VIVA CASTILLA!
¡VIVA ESPAÑA!

Axafat entrega las llaves de Sevilla a San Fernando

Cuerpo incorrupto de San Fernando

Procesión de La Espada Lobera

Discurso del Presidente de la A.C.T. Fernando III el Santo

Acto homenaje en la Plaza Nueva de Sevilla

Altar de Las Huelgas presidido por una imagen de San Fernando

Sepulcro del rey Alfonso VIII de Castilla